Revista con la A

25 de noviembre de 2022
Número coordinado por:
Laura Alonso
84

Mujeres por la paz en tiempos de guerras

Máxima

El documental Máxima, dirigido por Claudia Sparrow, de 2019, de acceso libre vía la plataforma Tubi, se centra en la situación vivida por Máxima y su familia desde 2011, cuando los hostigamientos y las amenazas de parte de la Newmont Minning Corportion interrumpen su hasta entonces vida pacífica en las alturas de las montañas en Cajamarca, al noreste del Perú. Otro documental que también aborda la problemática de esa misma región a consecuencia del proyecto minero Conga, igualmente centrado en las luchas de las mujeres por preservar el agua por sobre el oro, es Hija de la laguna, de 2015, dirigido por Ernesto Cabellos (comentado en Con la A N47: Gestión cultural, género y feminismo).

Máxima Acuña recibió el año 2018 el premio Goldman por su lucha ambientalista. Ella no sólo protege su terreno, sino a todo un sistema acuífero de lagunas y lagos que dan abasto a toda la región de Cajamarca. Máxima es un ser excepcional, a pesar de la poca preparación educativa recibida y de haber llevado una vida alejada de las vicisitudes de la vida moderna, ha logrado imponer la fuerza de su verdad y sus derechos. Aunque su condición indígena, rural, analfabeta y quechua, así como su ser mujer, la coloca en los parámetros más inferiores de la sociedad, ella ha sabido escalar hasta convertirse en una gigante que enfrenta al monstruo del extractivismo mundial. Hoy en día Newmont es la minera de oro más importante y más grande del mundo, con base en Denver, Colorado, Estados Unidos.

No puedo explicar cómo Máxima ha logrado la fuerza y la convicción para seguir una lucha titánica, pero puedo dejar claro que esta no es la lucha por un territorio, sino la lucha contra el poder colonial que ha oprimido y sigue oprimiendo y ensañándose contra Las gentes más pobres y marginadas, aquellas que no tienen voz en la ciudad letrada europeizada que son las repúblicas latinoamericanas. Aunque dos fallos en el Perú y varios dictámenes internacionales protegen a Máxima y le dan la razón, la minera Yanacocha sigue hostigándola cotidianamente y ha iniciado un nuevo juicio contra ella. Yanacocha es ejemplo vivo del colonialismo, de su carácter esclavista, de su abusivo uso del poder y de la justicia, del daño irreparable y sin rastro de culpa que realiza sobre territorios ancestrales y sobre comunidades racializadas que desprecia en sus actos y procedimientos.

En Yanacocha no se sigue ninguno de los procedimientos de salud ni medioambientales establecidos por la ley, generando enfermedad y muerte a gran escala, a la par que extrae el grano de oro más barato del mundo. Máxima es el ejemplo vivo de todas las comunidades en resistencia desde que un 1492 el planeta afrontó una catástrofe, la imposición de un modelo económico, social y político que negaba a la naturaleza. Para mí no es casualidad que sea una mujer como Máxima quien esté liderando estas luchas y sea la cabeza visible de la necesidad de un cambio de paradigma, dado que ella representa la doble explotación de raza y de género, que se inauguró y se sigue perpetuando desde la fundación de la era moderna, sobre el modelo de explotación colonial.

América Latina, especialmente las zonas rurales y los recursos naturales, sigue siendo vista por las transnacionales europeas y norteamericanas como su “patio trasero”, indignas de la democracia y la modernidad, pero fáciles de explotar y destruir sin remordimiento. En ese camino, son las mujeres indígenas las que se oponen en cuerpo y alma a la destrucción total de sus territorios, mostrando valientemente una conciencia descolonial, más clara en entender los procesos del poder global, mejor que varias autoridades políticas. Aquí no sólo están en juego sus territorios, sus recursos de agua, su vida, sino la existencia en este bello planeta al que llaman madre.

El documental de Sparrow es claro al presentar todas las formas de violencia que sufre Máxima Acuña y su familia, así como las múltiples formas en que el Estado peruano ha fallado en proteger el ecosistema y a sus defensores. Sin embargo, Máxima sigue resistiendo y detrás de ella una población consciente de que el proyecto Conga sería un suicidio ambiental, ecosidio, que pondría en riesgo la naturaleza y a la población que habita en la región de Cajamarca Perú. Se sorprenderán por la fuerza y la valentía de Máxima y se indignarán con el poder colonialista, patriarcal, racista y despótico representado en Newmont. El documental está abierto al público, véanlo, hablen de este problema, recomiéndenselo a otras personas, programen proyecciones gratuitas. La lucha de Máxima es la lucha de todas y cada una de las personas que creen que el agua es vida. ¡Minería no, vida sí! Conga no va.

 

Enlaces relacionados

Stand with Maxima: https://www.standwithmaxima.com

Hija de la laguna en Con la A 47: https://conlaa.com/hija-de-la-laguna-una-historia-de-mujeres-luchadoras/

 

REFERENCIA CURRICULAR

Bethsabé Huamán Andía es crítica de cine y crítica literaria. Escritora, Feminista y pescetariana. Licenciada en Literatura, magister en Estudios de Género y Doctora en Literatura.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
Solo SÍ es SÍ - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR