Revista con la A

26 de julio de 2021
Número coordinado por:
Dolors López Alarcón
76

Hablemos del suicidio

Mercurio

Mercurio junto a Júpiter son los dos planetas mentales por excelencia que proporcionan la lectura del tipo de mente que tiene la persona cuya carta hemos de interpretar. Muy importante ya que:

Una carta es lo que una carta piensa

No serán los únicos factores a considerar, ya que como suelo decir, los diferentes factores de una carta pueden estudiarse individualmente pero tendrán significado real y profundo cuando se observen desde el conjunto de la carta. De forma que tendremos en cuenta los elementos que la componen, la posición de planetas en signo y casas, los aspectos entre planetas, en definitiva, toda una serie de consideraciones que nos darán el tipo de mente, la capacidad de comprensión, el nivel de aprendizaje y la adaptabilidad de la carta. Sin olvidar que los planetas individuales: Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, en signo, muestran la naturaleza genética de la persona, mientras que los planetas colectivos en signos y casas, como Urano, Neptuno y Plutón, incluyendo los partes de la fortuna y el infortunio (os hablaré de ellos más adelante), muestran los factores ambientales de aprendizaje. Algo así como: “Yo soy yo (genético) y mis circunstancias (ambiental de aprendizaje)”.

Mercurio se considera un planeta interior lo mismo que Venus, el primero en distancia al Sol, distancia que hay que tener en cuenta. Así como Venus tiene una elongación con respecto al Sol de un máximo de 48º, Mercurio se aleja como máximo 28º. Una carta natal (horóscopo) no es heliocéntrica sino geocéntrica por lo que la observación, cuando la calculamos, se produce desde la Tierra no desde el centro del sistema ocupado por el Sol. Debido a esto, es fácil posicionarlo tan solo conociendo la situación que el Sol ocupa, deduciendo, si se aleja como máximo 28º, que estará en el mismo signo del Sol o en el anterior o posterior siempre, ya que cada signo tiene 30º. Por ejemplo, basta con preguntar: ¿Qué signo eres? y sabremos la posición aproximada de Mercurio, si la respuesta es Capricornio, Mercurio ocupará el mismo signo o como mucho el anterior, Sagitario, o el posterior, Acuario. Y si observamos la forma de hablar y moverse de la persona de la carta es fácil deducirlo.

Los significados y posibilidades de este planeta tendrán más fuerza para conseguir sus objetivos si se encuentran en signos que favorezcan su poder como son Géminis y Virgo, lugares donde se encuentra en domicilio añadiendo que Virgo, además, es signo de exaltación, algo que en el capítulo anterior os comenté que producía conflicto y enfermedad por un exceso de energía. En Sagitario y Piscis, lugar de su exilio y caída, tendrán mucho menos poder. De forma que tenemos un planeta de aire y tierra, masculino y femenino, que mostrará su naturaleza y fuerza en función del signo que ocupe. Su metal, Mercurio, es femenino porque es materia, parece una mezcla de agua y tierra, y aire masculino porque no se puede coger como ocurre con el aire.

Ambos signos tienen en común con el planeta Mercurio sus significados, por tanto los valores de Géminis pertenecen a Mercurio: curioso, comunicador, don de palabra, mente razonadora, lógica y secuencial, interesado en la cultura, el diálogo, las noticias, sociable, móvil, viajero, comerciante, inquieto, nervioso y en otro aspecto, como indica el signo, relacionado con los sistemas de comunicación de corto alcance así como con los sistemas de información, periódicos, noticias, radio, sistemas de transporte, como el coche y la forma de conducir, tranvías, trenes, motos…, en el cuerpo con el movimiento de las manos y brazos así como el sistema nervioso, familiarmente con hermanos, hermanas y familiares políticos y los conflictos que su relación representa también vecindad, en definitiva: Géminis. Añadiendo los valores de Virgo, capacidad de análisis, orden, método, higiene, clasificación, discriminación, servicio, trabajo, capacidad de asimilación. La asimilación se produce tanto desde el punto de vista mental como físico, referida a la alimentación que fortalece el cuerpo, como a la cultura que fortalece el cerebro-mente, ya que Virgo se refiere al intestino cuya función es separar lo válido de lo rechazable y asimilar lo válido y necesario para mantener la vida física e intelectual.

Además, este planeta no solo representa el tipo de intelecto lógico, discriminativo y analítico de la carta a estudiar, también muestra la energía empleada para comunicar a otras personas lo que pensamos y nuestro criterios, por tanto no solo son importantes las palabras sino la energía que hay detrás de ellas. Así, un Mercurio en Aries expresa su opinión de forma intensa e incisiva, con fuego, afirmación, seguridad, en ocasiones precipitadamente, y si la ocasión lo requiere con violencia. Es decir, valores de Aries, con un tipo de emoción Ariana, afilada, afirmada, combativa y muy personal. Si por el contrario Mercurio se encuentra en Libra la energía detrás de la palabra es más suave, educada, armoniosa e indecisa, Libra no es un signo personal, se refiere a la relación con el “otro”, busca el equilibrio, la igualdad, desde una perspectiva de educación y belleza que no suele conseguir ya que se desequilibra con facilidad (muy difícil conseguir lo que pretende), no decidido ya que suele observar la opinión de otros para sumarse al que más posibilidades tiene de ganar o al menos de que no surjan conflictos, por tanto imprime a la palabra su forma de expresar esta energía.

Algunos signos son conflictivos aunque fáciles de detectar. Un Mercurio en Escorpio indica una mentalidad que no es objetiva, está en signo de agua, sentimientos, algo que impregna sus razonamientos. Al ser un signo profundo proporciona a la mente esa cualidad, haciendo que busque motivaciones en el razonamiento para comprender y ser comprendido. Como también es obsesivo, manipulador, mágico y emocionalmente extremo, devorador, exigente, a veces vengativo y conflictivo, la mente adquiere estas cualidades y, así, la persona se interesará intelectualmente por todo lo mágico que tenga que ver con la muerte, el espiritismo, la parapsicología, etc.,  así como con lo que tenga que ver con el sexo, los conflictos derivados de las relaciones y sus implicaciones económicas, de hecho suele interesarse por este tipo de estudios incluida la economía, aunque más interesados por temas que no se basen específicamente en técnicas y razones sino que permitan desarrollar la percepción, como el tarot o ciertas clases de videncia. El agua de Escorpio es receptiva, perceptiva, emocional y profunda en vez de lógica y razonadora, en el sentido tradicional aséptico y objetivo, por lo que se deja llevar en sus razonamientos y juicios por su estado emocional y sus ligazones afectivas. Necesita contactar, a través de sus ideas, con los demás ya que el agua busca unión, pertenencia, pero como Escorpio es muy dominante tratará de imponer sus criterios antes de aceptar los de otras personas y no lo hará de forma directa, utilizará sistemas propios del signo para conseguirlo, hipnotizando, cautivando, a través de su poder mental exigente y competitivo. También juzgaremos que la mente experimentará cambios y transformaciones, etapas de crisis emocionales que matizarán su forma de pensar y expresarse, ya que así es el signo de Escorpio, signo de sexo, muerte y crisis para el renacimiento.

En general podemos interpretarlo en función del elemento que ocupe: en Tierra práctico y realista, que aprende empíricamente a través de la experiencia con mayor facilidad que a través de teorías, por tanto más fácil enseñarle como funciona algo en vez de teorizar sobre ello. Si viene a una consulta se interesará por datos prácticos ¿Cuándo, en qué fecha, cuándo acaba? ¿Cómo va a separarse, va a sufrir? Si está en agua, y dependiendo de la intensidad del agua, empático, emotivo, sensible a los problemas, en aire curioso, teórico, comunicador, y en fuego intenso, incisivo, intuitivo, combativo y brillante, en definitiva, se añaden al planeta las cualidades del elemento.

En el próximo artículo seguiré explicando cómo interpretar a este planeta en una carta natal. Os aconsejo que empecéis por recordar lo que un día os conté sobre los signos, en este caso sobre Géminis y Virgo, a los que añadí valores de Mercurio como planeta y sobre su mitología y significado porque suele revivirse. Observadlo desde vuestra carta y las de vuestros conocidos y conocidas, os ayudará a comprenderos más y mejor a vosotros y vosotras mismas así como a los y las demás.

Recordad esta ley de interpretación:

¿Qué pasa?: PLANETA

¿Cómo pasa?: SIGNO

¿Dónde pasa?: CASA, aunque aún no os he hablado suficientemente de ellas, más adelante lo haré.

Cuidaos y pasad un buen verano. Hasta pronto.

Si deseáis o necesitáis consultas personales, dirigíos a la dirección de correo: bensmaria@yahoo.es

 

REFERENCIA CURRICULAR

María Garrido Bens es astróloga, con una experiencia profesional de 45 años como docente y consultora en el campo de la Astrología tanto personal como mundial. Experta en Lenguaje Simbólico y Mitología aplicada a la Psicología. Profesora de Evolución Mental, Sanación y Meditación. En la actualidad ocupa el cargo de Tesorera de la Asociación con la A.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
Solo SÍ es SÍ - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR