Revista con la A

25 de enero de 2019
Número coordinado por:
Alicia Gil
61

Lenguaje no sexista contra el sexismo, la desigualdad y la exclusión

El lenguaje musical ¡También es sexista!

El Lenguaje Musical está plagado de términos sexistas donde lo femenino siempre es incierto, inconcluso, ambiguo, débil, poco contundente, no definido, no resuelto, poco claro, poco definido y desde luego nunca jamás conclusivo o concluyente en el discurso.

Todos estos términos los he sacado de mi memoria en los estudios del solfeo, o sea, la gramática de la música, al menos desde el siglo XVIII hasta nuestros días. Son términos referidos a las cadencias -las puntuaciones armónicas- son términos también referidos a las frases musicales, es decir a las estructuras melódicas y rítmicas y armónicas, las secuencias de acordes, de ritmos y de alturas, o sea, las notas:

 

 “Cuando una cadencia termina en un tiempo fuerte se llama masculina, cuando termina en un tiempo débil se llama femenina, como en la composición poética.” (KÁROLY, Ottó: “La grammatical della musica”. Einaudi, 1969, 92.) Traducción para este artículo de Marisa Manchado.

 

Es asombroso que todavía hoy se otorguen estas distinciones sexistas a elementos gramaticales y sintácticos de la música, porque también los modos están sujetos a estas diferenciaciones por razón de sexo, donde las categorías femeninas o masculinas se aplican a un elemento u otro en función de su “virilidad” o en función de su “feminidad”:

“EL MODO MAYOR, pudiéramos caracterizarlo por un equilibrio y firme sentido de robusta expresión, EL MODO MENOR, lo está por su vaga intensidad patética. Si del modo mayor pudiéramos decir que está dotado de un carácter más varonil, más enérgico, más impetuoso, del modo menor, como contraposición, diríamos que es más femenino, más sereno, más dulce, más insinuante.”

(TRATADO DE ARMONÍA, Primera Parte. Madrid, Sociedad Didáctico Musical, 1972, 23).

Verificando en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) vemos que en 2001, y hasta cinco actualizaciones desde entonces, la sexta acepción de ‘femenino’ era ‘débil, endeble’, así como en la tercera definición de la palabra  ‘masculino’ aparecían los conceptos ‘varonil’ y ‘enérgico’. Fue necesaria la sexta revisión para eliminar del diccionario tales significaciones.

Esperamos que las teorías de la música también vayan cribando este lenguaje sexista que imprime las estructuras musicales de prejuicios derivados de una ideología patriarcal que ha impregnado las mentes de nuestras estudiantes de música durante siglos… y hasta hoy en día.

Ya no nos valen.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Marisa Manchado Torres nace en Madrid educándose en el Colegio Estilo. En España estudia en el Conservatorio de su ciudad natal Real Conservatorio Superior de Música de Madrid (RCSMM),  la Universidad Complutense (Psicología) y la Universidad Pontificia Comillas (Psicología). En 1982 abre el debate de la música de mujeres con el programa de Radio Nacional, Radio Clásica (entonces llamada Radio Dos), “Mujeres en la Música”, dedicado a la difusión de la música de mujeres. En 1998 edita “Música y mujeres, género y poder”, primer libro en lengua castellana que aborda los estudios musicológicos desde la perspectiva feminista. Compositora, Licenciada en Psicología, Profesora de Conservatorio y  Vicedirectora del Conservatorio Profesional de Música “Teresa Berganza” de Madrid durante los últimos diez años. Ha sido una de las grandes luchadoras por la renovación pedagógica en la enseñanza de la música, colaborando en el desarrollo de la LOGSE en Conservatorios, así como colaboradora del programa Aulas Abiertas del Ministerio de Educación (1985-90), un programa educativo para la formación de aficionados artísticos, en su caso concreto a la música. Ha sido Subdirectora General de Música y Danza, del INAEM-Ministerio de Cultura (2007-08)  y asesora del Consejo del Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid (1990-2000). Entre sus premios: Mención de Honor Fin de Carrera en Composición en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, 1980; Accésit “Cristóbal Halftter” de Composición para Órgano 1989;  Premio Nacional Daniel Montorio 1995, por su ópera “El Cristal de Agua Fría”, con libreto de Rosa Montero; y Premio Iberoamericano de la Música COMUARTE, 2008. Ha realizado estudios de postgrado en composición asistida por ordenador  (Maîtrise y  D.E.A.) en  la Université Paris VIII- Vincennes-Saint Denis (1990-1995) y estancia en el laboratorio de electroacústica sueco, EMS, de Estocolmo (1989-90). Ha sido becaria de la Academia de Bellas Artes en Roma (1995-96). Es referencia en los estudios de género en música.

www.marisamanchadotorres.com

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
NO es NO - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR