Revista con la A

25 de noviembre de 2018
Número coordinado por:
Lucía Melgar y Alicia Gil
60

Acoso, abusos sexuales y violación

Ciberactivismo por la Revolución y los Derechos Humanos en Túnez

Lina Ben Mhenni [1]

Siempre soñé hacer periodismo o escribir libros, pero aquí, en Túnez, no era fácil. Me encantaba leer y escribía mucho. Lo del blog fue por coincidencia… vi en una revista algo sobre los blogs y decidí abrir uno para compartir sobre cosas que había escrito anteriormente solo para mí… tenía muchos papeles, y quería contar lo que estaba sucediendo en mi país

Lina Ben Mhenni nació en la periferia sur de Túnez en 1983. Procedente de una familia de  militantes e intelectuales vinculada al partido comunista, su padre estuvo en la cárcel durante 7 años bajo el régimen de Bourguhiva [2]. Lina estudió Lingüística en la Facultad de Túnez e Filología Inglesa en la Facultad de Manouba. Posteriormente, fue profesora en la Facultad de Túnez durante 6 años y obtuvo la beca Fullbright para impartir clases de árabe en la Facultad de Boston, Massachusset, en 2009. A partir de 2007 empieza a realizar el blog “A Tunisian Girl” [3] de denuncia social y política y se convierte en una de las figuras más conocidas de ciberactivistas que acompañó a la llamada “Revolución Tunecina”, participando en emisiones de radio, TV internacionalmente. Desde hace 5 años vive bajo vigilancia policial por amenazas de un grupo terrorista islámico. Sigue activa en el blog a pesar de una crisis de salud.

 

V.D.- ¿Lina, cómo empezó tu aventura con lo que luego se convirtió en un blog de referencia sobre la “Primavera Tunecina”?

L.B.M.- Siempre soñé hacer periodismo o escribir libros, pero aquí, en Túnez, no era fácil… Me encantaba leer y escribía mucho. Lo del blog fue por coincidencia… vi en una revista algo sobre los blogs y decidí abrir uno para compartir sobre cosas que había escrito anteriormente solo para mí… tenía muchos papeles, y quería contar lo que estaba sucediendo en mi país… la falta de derechos… Ya en 2008, en las primeras protestas mineras que pasaban en Gafsa (localidad del sur del país), conocí a otras y otros bloggers, empecé a participar con ella y ellos en campañas para apoyar a las y los prisioneros de opinión y comencé a ver que una Revolución estaba en camino. Han empezado desde 2008 a censurar mi blog, las y los tunecinos no tenían acceso salvo quienes podían acceder a proxy… pero sobre todo tenía respuestas del extranjero sobre mi blog…

Publicación en el blog sobre las movilizaciones de Enero 2011 en la Casbah, Túnez

Mi padre dirigió la sección de Amnistía Internacional en Túnez en la clandestinidad, así que cuando tenía 4, 5 ó 6 años veía las reuniones que se hacían en casa… por lo que he desarrollado muy pronto un interés sobre los derechos humanos… las condiciones de la situación tunecina… En casa tenemos una gran biblioteca.  Así que heredé este interés de mi madre y mi padre.

Mi padre se fue a la cárcel, antes de mi nacimiento, y al principio la situación financiera era difícil, mi madre enseñaba árabe en el instituto pero mi padre no podía trabajar por su compromiso político. A pesar de todo hicieron todos los sacrificios para que tenga una buena educación, que viaje de vez en cuando… para hacer actividades culturales, etc. Tanto mi padre como mi madre eran feministas y me han impulsado.

V.D.- ¿Cómo viviste la llamada “Revolución del 2011 en Túnez?

L.B.M.- Yo lo vivía como un sueño que se hacía realidad… era magnífico. Participé en las manifestaciones una semana después de que Mohammed se inmolara [4], y luego viajé directamente a dónde se daban manifestaciones para informar de todo lo que estaba pasando por Twitter, Facebook y en el Blog. Todos fueron censurados y bloqueados, pero entonces me contactaron medios internacionales como France 24, Al Jazeera, hacía Skypes en directo para hablar de la situación… No dormía… si no estaba en el terreno para filmar estaba en casa haciendo directos… dormía 1 ó 2 horas cada 24 horas….

V.D.- ¿Qué recuerdos más intensos querrías compartir?

L.B.M.- Recuerdo que en Sidi Bouzid (localidad del centro del país), entré en la casa de un joven que acababa de ser asesinado por bala… yo quería llorar pero la madre me animaba a filmar, me decía: “Animo, tienes que mostrar al mundo entero lo que ha pasado”. También me impresionó muchísimo, en Kasserine (localidad del centro-oeste del país), una manifestación de abogadas y abogados delante del Ministerio de Justicia. Era pacífica, solo tenían pancartas con los nombres de los jóvenes asesinados por bala y en frente una fila de policías armados les amenazaba… [5]

Y el momento final inolvidable… frente al Ministerio de Interior, antes de la salida del dictador, el 14 de enero, por la mañana, las masas y masas de gente congregadas allí, muchísima gente joven…

Post vinculado al Blog sobre el asesinato político  del líder de izquierdas Chokri Belaid

V.D.- ¿Respecto a la situación de la mujer, ves desde ese momento una evolución o una involución?

L.B.M.- Hemos pasado por momentos muy difíciles, hemos tenido que batallar por algunas leyes positivas, como la Ley contra la Violencia de Género, que es el resultado de una dura batalla… Porque cuando el partido islamista ganó y se formó la Troika, en 2014, en ese momento incluso hubo tentativas de volver a la poligamia, o de tocar el Código de Status Personal y la igualdad legal que estableció Bourghiva [6]… se intentaron pasar leyes retrógradas…

Estas leyes contra la Violencia y otras no son un regalo, hemos luchado por ellas… ha habido asesinados políticos… hemos hecho sentadas frente al Parlamento en el Bardo… y es verdad que hay leyes, pero incluso con el exdictador Ben Ali la constitución era progresista, había  leyes en favor de la mujer, pero para que no quede todo en tinta sobre papel se necesitan medidas reales, su concretización en la realidad… Hasta ahora escucho a mujeres que les agreden y cuando van a la comisaria los policías les dice que se callen y que vuelvan a su casa… Hace falta educación, enseñar en el colegio, en el instituto… formar a la policía, a la justifica, no es suficiente tener una ley, sino los mecanismos para aplicarla.

Portada del libro de Lina Ben Mhenni

V.D.- ¿Desde cuando tienes protección policial?

L.B.M.- Las amenazas empezaron para mí poco después de que Ben Ali se fuera porque publiqué un libro en Francia, que fue traducido en 7 idiomas, en el que hablaba del peligro del aumento del extremismo religioso… Desde entonces empecé a tener amenazas. Después de los primeros dos asesinatos políticos que sufrió el país, en 2013 [7], el Ministerio del Interior me llamó para comunicarme que estaba bajo amenazas. El Ministerio de Interior me ha mostrado pruebas, había una secuencia de un terrorista que lo mencionaba cuando hablaba de personalidades objetivo del grupo “Assar Achariar” (apoyo a la Sharia) En ese momento me fui de la casa familiar, porque mi hermano y mi padre ya no dormían allí, estaban todo el tiempo protegidos. Pero nunca he pensado en irme. He decidido luchar aquí y quiero morir aquí. Ahora cada vez que salgo hay un coche policial por detrás y una persona que está junto a mí cuando salgo del coche. Es duro, porque siempre he luchado por mi libertad y ahora… he perdido mi propia libertad…

V.D.- ¿Cómo explicas que la gente apoye el ascenso de partidos como Nahdah, que quieren un retroceso en los derechos de la mujer basados en la religión?

Lina Ben Mhenni [1]

L.B.M.- Es un partido estratega. Después de que Ben Ali se fuera, se han querido reapropiar de la Revolución y han jugado al victimismo. Pero durante la Revolución no había pancartas con eslóganes islamistas sino pancartas de libertad y justicia pero han querido reapropiárselas. Dan ayudas… van de puerta en puerta… Se presentan como anti-corrupción y religiosos. Reciben financiación extranjera. Yo veo ahí instrumentalización. Juegan a la moderación y muchos países occidentales les hacen el juego.

V.D.- ¿Cuáles crees que son los logros de la Revolución?

L.B.M.- A nivel positivo, creo que sí se ha logrado mayor libertad de expresión, aunque se han arrestado a ciudadanas y ciudadanos que se expresan libremente, gente de movimientos sociales, más de mil en enero 2018, en las últimas protestas.

V.D.- ¿A qué te dedicas actualmente?

L.B.M.- Estoy recogiendo libros para distribuirlos en cárceles, en 15 prisiones hemos distribuidos miles de libros a través de las redes sociales, la gente responde y colabora. He estado hospitalizada en un largo periodo y he visto que la situación de la salud es mala, hay una falta de medicamentos por lo que intento hacer contacto con grupos de personas tunecinas en el extranjero que envían medicamentos que no hay aquí. Y sigo denunciando lo que pasa en los hospitales, etc. Dónde veo que algo no va, intento movilizarme.

V.D.- ¿A qué  crees que se debe la actual crisis económica del país, la devaluación del dinar?

L.B.M.- Nos gobiernan partidos que no tienen ninguna estrategia ni plan para el futuro… La UGTT incluso no está jugando su buen rol en este momento… yo siempre he apoyado a los sindicatos… pero veo que defienden intereses corporativos.

V.D.- ¿Cuáles son tus objetivos actualmente?

L.B.M.- Primero superar mi crisis de salud… Mi madre me dio un riñón hace 12 años y ahora mi situación no es fácil, mi cuerpo ha empezado a rechazar el riñón. La ley aquí es estricta… dice que tiene que ser un familiar próximo para ser compatible… Mi prioridad es mejorarme. A nivel de trabajo, querría hacer una asociación para hacer más de lo que hago, porque sola es difícil, necesito un equipo. Quizás también el Doctorado…

Entrevista realizada por Violeta Doval el 20 de junio de 2018, en Túnez.

 

NOTAS:

[1] Las fotos de Lina Ben Mhenni han sido extraídas del Blog “A Tunisian Girl

[2] Habib Bourguiba fue el primer presidente de Túnez, después de la Independencia de este país, por 30 años (1957-1987). Logró poner fin también a la Monarquía y declarar la República, convirtiéndose en su primer presidente. El 7 de noviembre de 1998 es destituido por iniciativa de su Primer Ministro, Ben Ali, que se convertiría en Presidente de Túnez hasta 2011.

[3] http://atunisiangirl.blogspot.com/

[4] Mohamed Bouazizi  (1984-2011) fue un vendedor ambulante de Sidi Bouzid que, el 17 de diciembre, se suicida por inmolación después de haber sido retenido por la policia al estar vendiendo de manera informal. Muere dos semanas más tarde en un hospital en Ben Arous y se convierte en un símbolo de las revueltas populares tunecinas contra el regimen de Ben Ali.

[5] El balance de muertos por la decisión el Presidente de responder con bala a los manifestantes por todo el país fue de 338 muertos y 2.147 heridos, según la Comisión Nacional (datos enero 2011).

[6] Ver nota 2.

[7] Asesinatos políticos en la transición democrática tunecina, en 2013. El 6 de febrero se dio el asesinato del líder de izquierdas del partido Frente Popular, Chokri Belaid, y esto provoca el fin del primer mandato del gobierno dirigido por los islamistas Ennadhda. Seis meses más tarde, el  25 de julio del mismo año, se asesina a  Mohamed Brahmi, candidato del mismo partido para la localidad de Sidi Bouzid y lider emblemático del partido de izquierdas del Frente Popular.

 

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
NO es NO - La violación no es abuso - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR