Revista con la A

25 de septiembre de 2020
Número coordinado por:
Bethsabé Huamán y R. E. Toledo
71

Hispanas en Estados Unidos

Team USA: escándalo en el mundo de las gimnastas

Asco, ira y admiración… Son las tres palabras que me vienen al terminar de ver el documental Athlete A, realizado por Bonni Cohen et Jon Shenk, y disponible en la plataforma Netflix. Esta investigación relata los abusos sexuales sufridos durante varios años por gimnastas, y la complicidad de la Federación americana que sabía lo que pasaba pero que nunca dijo nada.

En 2014, tres periodistas del IndyStar empiezan a investigar sobre la Federación tras descubrir que 54 entrenadores habían sido acusados de agresiones sexuales pero que seguían con su puesto como si nada. Descubren que las denuncias siguen en un cajón y que nunca fueron transmitidas a la policía.

Cuando sale, en 2016, el artículo del IndyStar (periódico de Indianapolis), que revela los abusos sexuales sufridos por las gimnastas, Rachael Denhollander, ex gimnasta, se pone en contacto con el periódico para testimoniar. Es la primera en denunciar a nivel penal y a cara descubierta. Ella afirma que nunca fue abusada por entrenadores pero sí que lo fue por parte del médico del equipo nacional: Larry Nassar.

Después de esta revelación, las y los periodistas reciben muchos otros testimonios de gimnastas que denuncian al mismo médico por los mismos hechos. Uno de los periodistas revela que era “increíble” recibir tantas llamadas de gimnastas, que ni siquiera se conocían entre ellas pero que habían vivido lo mismo.

La investigación revela que la Federación estaba al tanto de estas denuncias pero nunca hizo nada. Figura local y muy popular, Larry Nassar era un hombre más allá de la sospecha y protegido por los entrenadores y por la Federación.

Lo que denuncia también este increíble documental es el maltrato que sufrieron las gimnastas en el ranch Karolyi en el Texas. Este ranch fue construido por Bela Karolyi, entrenador rumano (famoso por haber llevado a Nadia Comaneci a los Juegos Olímpicos de 1976 donde consiguió tres títulos), que había dejado atrás el régimen comunista para instalarse en los Estados Unidos en el año 1981, con su esposa Martha. Los esposos Karolyi se impusieron rápidamente en el equipo nacional americano. Admirados, respetados y temidos, sometieron a las jóvenes gimnastas a entrenamientos muy duros tanto a nivel físico como mental.

En este ranch, las jóvenes no tenían contacto con su familia y vivían entonces en un ambiente de miedo, intimidación y silencio. Frente a todo esto, las gimnastas confiesan que Larry Nassar aparecía como su único refugio: era gracioso, simpático, las escuchaba, les daba de comer etc. Era la antítesis de los Karolyi. Y resulta que la única persona que podía aportarles un poco de consuelo abusaba de ellas…

Me impactó mucho el testimonio de Jamie Dantzscher. Está profundamente herida por lo que hizo Larry Nassar y al mismo tiempo debe reconocer que, a pesar del horror de sus actos, él representaba el único paréntesis a lo que vivían cada día. Además, hay que recordar que este hombre era muy admirado y respetado como un profesional increíble. Jamie confiesa también que las jóvenes entrenan desde los 10 años para realizar su sueño olímpico y que no tienen otra opción que la de (sobre)vivir en este mundo, y que para ellas es muy complicado distinguir una técnica de entrenamiento muy intensa de un acto de maltrato. Y cuando son víctimas de tales actos, dudan de sí mismas.

Larry Nassar

Larry Nassar

Esta declaración hace eco a lo que le pasó, unos quince años después, a la gimnasta Maggie Nichols. Estamos a principios de 2015. Cuando en el ranch de los Karolyi, los masajes y manipulaciones médicas de Larry Nassar se convierten en abusos sexuales, Maggie duda pero ¿no es un médico reconocido y apreciado por todo el mundo? Lo habla con una compañera para saber si es normal y si a ella también le pasa lo mismo. La respuesta es que sí, a ella también le pasa. Después de escuchar esta conversación, la entrenadora llama a los padres de Maggie Nichols que alertan a la Federación. Ésta les asegura que se encargarán del tema y que se ocuparán de contactar con la policía y les ruegan que no digan nada para no interferir con la investigación.

Un año después siguen sin saber nada. En marzo de 2016 llegan las selecciones para elegir a las cinco gimnastas que representarán a los Estados Unidos en Los Juegos Olímpicos de Río. A pesar de que Maggie Nichols terminó subcampeona del mundial 2015 y que está en su mejor nivel, se queda fuera del equipo olímpico (un total de 5), y ni siquiera la eligen como una de las tres suplentes. Sus padres afirman también que, normalmente, las familias tienen asientos reservados durante las competiciones y una cámara les acompaña, pero que durante estas selecciones no tienen nada de eso. No lo afirman claramente porque incluso Maggie dice que si no la han elegido es porque tendrían sus razones, pero todo el mundo sabe, incluso ella, que esto es el resultado de la denuncia. El presidente Steve Penny había prohibido también que Maggie apareciera en un anuncio publicitario al lado de su compañera Simone Biles. La Federación usaba un procedimiento para silenciar las disidencias, como lo hicieron con una atleta a la que hicieron firmar un contrato de no divulgación.

Maggie Nichols y su perfecta demostración en las selecciones de marzo 2016 para los JJOO, antes de conocer su no selección

Rachael Denhollander, plantando cara a Larry Nassar después de testimoniar en contra de él, el último día del juicio, en enero de 2018

Durante los quince meses que separaron la denuncia de Maggie Nichols y la publicación del artículo por el IndyStar, Larry Nassar siguió viendo y abusando de docenas de niñas. En 2015, los entrenadores y la Federación sabían pero se callaron, lo que representa un crimen cuando la ley les obliga a denunciar. John Manly, el abogado de las “supervivientes”, ni siquiera había escuchado hablar de Maggie Nichols, con lo cual vemos hasta qué punto mintió la Federación que ocultó por completo la denuncia.

El juicio de Larry Nassar fue muy mediático y muy emocionante. Testimoniaron muchísimas (demasiadas) supervivientes. Tuvieron la valentía de hablar delante de tantas personas y sobre todo frente a Larry Nassar, el cual escuchaba sin atreverse a levantar la cabeza para mirarlas a los ojos. Fue condenado a dos condenas de 60 años : una por los abusos sexuales y la otra por tenencia de videos e imagenes pedopornográficos, encontrados en septiembre de 2016 en su domicilio.

Asco, ira y admiración

ASCO por lo que sufrieron estas niñas que sólo trabajaban duro para alcanzar sus sueños y seguir con su pasión.

ASCO por ver a una campeona como Maggie Nichols privada injustamente de su sueño olímpico porque se atrevió a hablar de lo que le hacía Larry Nassar.

ASCO por el (mal)trato reservado: carencias, deficiencias nutricionales, insultos etc. que les hacían vivir en un ambiente malsano en el que sólo podían callarse.

IRA en contra de la cobardía de todas las personas que sabían y que se callaron, como el presidente de la Federación: Steve Penny, y su frialdad en el juicio.

IRA en contra de las mentiras y de la crueldad presentes en la gimnasia de élite.

IRA en contra de las personas que se pusieron del lado del agresor, que insultaron y humillaron a las gimnastas que lo denunciaban.

ADMIRACIÓN por el valor de estas atletas que sobrevivieron a estos abusos (como dice Jamie Dantzscher : “No somos víctimas, somos supervivientes”).

ADMIRACIÓN por sus numerosos y emocionantes testimonios frente a Larry Nassar durante el juicio.

ADMIRACIÓN por permitir que la vergüenza cambie de lado y que sea el agresor el que la sufra.

 

Os aconsejo ver esta sesión del juicio a Larry Nassar:  https://www.youtube.com/watch?v=1vEc1hoAbjg

 

REFERENCIA CURRICULAR

Agathe Ripoche es titular de un máster de Estudios Hispánicos en Francia (Clermont-Ferrand) y de un máster de Igualdad de género en la universidad Complutense de Madrid. Le interesa mucho el deporte femenino. Convencida de que el deporte debe ser tanto femenino como masculino, está involucrada en este tema para que poco a poco cambien las mentalidades. Ha creado un blog, titulado Balle de sexisme, para informar y denunciar el sexismo y las discriminaciones que sufren las mujeres.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
NO es NO - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR