Revista con la A

25 de marzo de 2019
Número coordinado por:
Soledad Muruaga y Pilar Pascual
62

La Psicoterapia de Equidad Feminista

Sexualidades y capacidades diversas

Durante mucho tiempo no se ha reconocido la sexualidad en las personas con discapacidades y aún en menor medida la sexualidad de la mujer con discapacidad. Se la ha considerado como una eterna niña o, llegando al polo opuesto, como poseedora de instintos sexuales exacerbados, con lo que siempre se ha intentado ocultar esta dimensión de su persona.

Todo ello ha promovido las principales peculiaridades de su erótica, marcada por una deficiente socialización sexual y  un restringido acceso al universo íntimo propio.

Se tiende a pensar que la sexualidad de las personas con discapacidad intelectual es cuanto menos “especial”. Por lo general, se tiende a pensar que es una sexualidad más intensa, menos ajustada, más expuesta a peligros, más descontrolada, etc. Estas percepciones se relacionan con dos hechos:

  1. a) Merma de privacidad de las personas que se deriva de la tutela de otras personas sobre ellas
  2. b) Peculiaridades del propio proceso de socialización sexual de estas personas que están determinadas no sólo por sus niveles o formas de discapacidad, sino por la voluntaria impermeabilización sexual que el resto de la sociedad les “administramos”, el miedo de las familias que relacionan sexualidad con peligro y miedo al embarazo.

Estos dos fenómenos se complementan y producen un sesgo perceptivo mediante el cual tendemos a atribuir las causas de los “desajustes” a la naturaleza sexual de estas personas, y no al encuadre entre esta naturaleza sexual y sus condiciones biográficas y vitales.

Todas las personas son sexuadas, se viven como sexuadas y expresan su sexualidad de un modo u otro. Las personas con discapacidades también son, se viven y se expresan como tales. Y necesitan que se favorezca su pleno desarrollo sexual para que pueda completarse su formación integral como personas. Si hablamos de sexualidad, en rigor hablamos de sexualidades, de personas únicas y diferentes.

Sería un error pensar que por tener algún tipo de discapacidad se tiene más dormida o más despierta la sexualidad que el resto de las personas sin discapacidad.

En el proceso de aprendizaje de conductas y de los modelos de relación con las personas, intervienen tanto la escuela como la familia. Y, por supuesto, otros agentes sociales como son: los medios de comunicación, televisión, revistas… y el propio entorno. Puede suceder que, por problemas de aprendizaje o por el aprendizaje de modelos no adecuados, se lleguen a expresiones de la sexualidad que no sean adecuadas. Bien porque socialmente no lo sean, bien porque se adentran en la libertad o intimidad de otras personas.

Teniendo siempre presente estos planeamientos. Y sin entrar en terrenos de la moral, ni en valorar a la sociedad o sus normas. Con las pautas lo que pretenderemos será que las personas con discapacidad participen en su medio, y para ello será preciso que interiorice determinadas normas. Por supuesto, sin que por ello se vea mermado en su desarrollo como persona.

Antes de hablar de pautas de actuación, se debería hablar de Educación Sexual, que no consiste sólo en prevenir, sino que debe procurar el desarrollo integral de las personas. Además de información sobre temas concretos y del conocimiento del propio cuerpo, se debe incluir aprendizajes sobre las “relaciones interpersonales”, “la intimidad” y “los límites”.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Mercedes García Ruiz es Sexóloga. Doctora en Psicología. Educadora Social. Especialidad en Psicología Clínica. Máster -Experto en Drogodependencias y SIDA-. Formación en Arteterapia. Experta en Cooperación. Autora de programas de educación sexual con diversos colectivos: jóvenes, menores en protección, personas con discapacidad intelectual y diferentes asociaciones y ONGs. También ha colaborado en el diseño e implantación de programas de educación sexual en Nicaragua y en los campamentos de refugiados saharauis. Docente e investigadora sobre aspectos relacionados con la sexualidad, la educación sexual y la prevención del VIH. Autora de diversas publicaciones sobre esta temática.

 

 

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
NO es NO - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR