Revista con la A

25 de marzo de 2019
Número coordinado por:
Soledad Muruaga y Pilar Pascual
62

La Psicoterapia de Equidad Feminista

La condesa triste de Chinchón

Chinchón se encuentra a apenas cincuenta kilómetros de Madrid. Para llegar desde la capital, basta con tomar la A-3, desviarse poco antes de Arganda y seguir las indicaciones por la M-311 y M-313. También se puede ir por la A-4, desviándose hacia la M-404.

Aunque el pueblo posee una historia rica en acontecimientos, debe la mayor parte de su fama internacional a tres cosas bien diferentes: su plaza, el anís y los retratos que Goya hizo a María Teresa de Borbón y Vallabriga, XV condesa de Chinchón y marquesa de Boadilla del Monte.

La plaza Mayor de Chinchón es un ejemplo de arquitectura popular castellana. Sus primeras casas datan de finales del siglo XV pero no quedó totalmente cerrada hasta el XVII. Sus edificios son de tres plantas con galerías y balcones de madera, llamados claros. Por detrás de la plaza y sobre ella destaca la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. La plaza ha servido de corral de comedias, plaza de toros y escenario de autos sacramentales. Más recientemente se han rodado numerosas películas.

La Sociedad Alcoholera de Chinchón nació en 1909 como consecuencia de la promulgación en 1904 de la Ley de Alcoholes, que regulaba y controlaba la producción de particulares. Fue una escisión de la ya existente Sociedad de Cosecheros de Vino, Vinagre y Aguardiente de Chinchón, conocida popularmente como La Mojona y sus aguardientes anisados llegaron a ser tan famosos que, hasta hace pocos años, en Madrid se acostumbraba a pedir un chinchón para referirse a un anís.

En cuanto a la condesa de Chinchón, Goya la retrató en varias ocasiones pero la imagen más famosa que conservamos de ella es, sin duda, la que la representa durante el embarazo de su única hija, sentada, vestida de blanco y con una expresión melancólica que convierte a este cuadro en uno de los más sutiles y delicados del pintor. Era hija del Infante don Luis Antonio de Borbón y Farnesio y de María Teresa de Vallabriga y Rozas. Nació en Velada (Toledo) en 1779 y murió en París en 1828. Tras permanecer doce años recluida en el convento de San Clemente de Toledo, en 1797, con apenas dieciocho años, se casó con Manuel Godoy, por imposición de Carlos IV y su esposa, la reina María Luisa. Este matrimonio, extraordinariamente conveniente para la familia de la joven, fue desdichado para ella desde el primer momento pues su esposo ya había tomado como amante a Pepita Tudó, quien vivía en la misma casa que los Godoy. Tras el nacimiento de su hija Carlota, intento marcharse con su familia a Toledo, lo que le fue prohibido por la propia reina. Al fin, tras el motín de Aranjuez, consiguió abandonar a su marido y marchar a Andalucía junto con su hermano Luis María, quien participó en la aprobación de la Constitución de Cádiz de 1812 (llamada “la Pepa” y de la que se celebra su segundo centenario). Tras el retorno de Fernando VII, fue confinada junto con su hermano en Toledo hasta que, en 1823, se exilió a París a causa de sus simpatías hacia los constitucionalistas. El cuadro al que nos hemos referido, pintado en el año 1800, se puede contemplar en el Museo del Prado.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Montserrat Cano Guitarte es escritora. Además ha sido Coordinadora del Comité de Escritoras del Club PEN de España; Jefa de Prensa de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles; Codirectora del Aula de Cine de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles; Colaboradora del Departamento de Comunicación de las Editoriales Espasa Calpe y Ediciones B y Profesora de Creación Literaria en distintas entidades públicas y privadas. En 2006, dirigió y organizó el I Congreso Internacional de Escritoras del Club PEN de España “La mujer, artífice y Tema literario”, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria. Ha realizado numerosas colaboraciones con la Secretaría de Igualdad de UGT Madrid y ha dictado conferencias sobre temas literarios y cinematográficos, siendo Jurado en certámenes literarios y de teatro. Asiduamente ha colaborado con la Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. También fue responsable de la Candidatura ante la UNESCO para la inclusión en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial del Silbo Gomero. Literariamente, es autora de numerosas publicaciones por las que ha sido premiada tanto en el ámbito nacional como internacional.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
NO es NO - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR