Revista con la A

25 de noviembre de 2022
Número coordinado por:
Laura Alonso
84

Mujeres por la paz en tiempos de guerras

El silencio de otros

Figuras humanas enmarcadas en el horizonte, desde la altura de los cerros, observan, guían el valle, en busca de encontrarse a sí mismas en la verdad. Y es la voz, el recuerdo, la memoria de quienes fueron testigos de los hechos, la que mantiene viva la ilusión de la justicia.

El silencio de otros (2018), documental dirigido por Almudena Carracedo y Robert Bahar trata de los desaparecidos durante la dictadura de Francisco Franco que, si bien concluyó con su muerte el 20 de noviembre de 1975, en la práctica continuó dado que la impunidad se impuso sobre los crímenes ocurridos. Diferentes iniciativas de llevar a juicio a los culpables de torturas, asesinatos y desapariciones forzadas han sido inútiles. En El silencio de otros se narran algunas de esas iniciativas que toman vuelo en Argentina cuando la jueza María Romilda Servini decide tomar el caso en sus manos. Sin embargo, la presión del gobierno impide que los testigos den su testimonio legal, truncando una vez más su acceso a la justicia. Algunos de los y las sobrevivientes murieron poco después de esta fallida lucha por la justicia, el documental honra su memoria. Lo ocurrido nos pone en frente una triste realidad, eventualmente las y los testigos de lo ocurrido durante el franquismo desaparecerán y en cambio el sistema que los violentó y los silenció seguirá en pie, incólume.

Las y los adultos mayores son quienes conservan la memoria. Leí hace mucho tiempo que las culturas orientales lamentan más la muerte de una persona adulta mayor que la de un niño o una niña, no porque uno u otra no sean importantes, sino que la o el adulto mayor se lleva parte de la historia de la comunidad, la memoria colectiva, los saberes aprendidos. Un niño, una niña, es la posibilidad de una vida que no se logró, lo cual es también triste, pero para la comunidad es una incógnita, en cambio con las y los adultos mayores se sabe lo que se ha perdido. La mayoría de culturas indígenas valoran y respetan a sus mayores, es la sociedad individualista capitalista y moderna la que no tiene lugar para las y los viejos, es decir, para la memoria colectiva.

Esto no es nuevo, ya Simone de Beauvoir fue pionera al hablar de la vejez en el mundo occidental, muy especialmente sobre el envejecimiento de las mujeres, una imagen y una situación que se silencia, se ignora, se invisibiliza. Lo mismo ha ocurrido con la nueva película de las actrices de Sex and the City, el público se queja de verlas envejecidas, como si rechazaran el paso del tiempo. Eso es tremendamente disruptivo para toda cultura y para todas las personas de una sociedad que inevitablemente van a envejecer, pero sobre todo para las mujeres que constantemente se ven atacadas en su imagen corporal, sin nunca llegar al ideal que se les impone porque es irreal.

El capitalismo salvaje y el fascismo celebran esa visión individualista que rechaza a las y los mayores y no les da un lugar en la sociedad, porque ellas y ellos son los que recuerdan, los que pueden contar las historias que hoy se quieren borrar, como aquellas de la dictadura de Franco, o los horrores de la guerra respaldada por los Estados Unidos en todos los países latinoamericanos. Los candidatos de la ultra derecha construyen sobre ese vacío, sobre la ignorancia de la historia y el desconocimiento del pasado, alabando a los dictadores y olvidando las muertes, las y los desaparecidos, las vidas truncadas.

La necesidad de recordar ese pasado es urgente para que esas historias no se repitan, por eso es conveniente para esa postura que las y los ancianos, las y los viejos, las y los que concentran el saber, la historia, la memoria colectiva desaparezcan sin transmitir, ni contar lo que han vivido. Es lo que vemos en este documental, pues una vez que se apaguen esas voces de denuncia, la justicia se nos escapará como arena entre los dedos y entonces el franquismo y todos los autoritarismos impondrán su versión de los hechos, sin que las y los que vivieron en carne propia sus excesos y sus asesinatos puedan contradecirlos, porque la verdad está de lado de las y los subalternos y el olvido del lado del poder que se sucede de generación en generación.

El silencio de otros fue preseleccionada para los premios Óscar. En 2020 recibió dos premios Emmy por mejor documental y mejor documental político, además de muchos otros galardones nacionales e internacionales. Está disponible en Netflix. No se la pierdan.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Bethsabé Huamán Andía es crítica de cine y crítica literaria. Escritora, Feminista y pescetariana. Licenciada en Literatura, magister en Estudios de Género y Doctora en Literatura.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
Solo SÍ es SÍ - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR