Revista con la A

25 de julio de 2017
Número coordinado por:
Bethsabé Huamán
52

Presidentas: Las mujeres en el poder

¿Quién es Ángela Merkel?

Angela Merkel

Dorothea Ortmann. En 1991 una renombrada revista semanal con divulgación nacional comenzó su artículo editorial con la pregunta ¿Quién es Ángela Merkel? La pregunta no obedecía al deseo de presentar a la joven política, sino más bien a la pretensión de descalificarla 

Su desarrollo como política

En el año 1991 una renombrada revista semanal con divulgación nacional comenzó su artículo editorial con la pregunta ¿Quién es Ángela Merkel? La pregunta no obedecía al deseo de presentar a la joven política, sino más bien a la pretensión de descalificarla. Ese mismo año, Ángela Merkel, a sus 36 años, es nombrada Ministra de la Mujer y Juventud en el gabinete de Helmut Kohl. De hecho, en ese momento ella era un personaje totalmente desconocido. Nunca participó en los movimientos de protesta en la desaparecida RDA, recién aparece en el escenario político como portavoz de Lothar de Maiziére que fue el último primer ministro de la RDA. Cuando Merkel, tras la reunificación alemana, asciende al cargo de ministra del gobierno del canciller Helmut Kohl, todos se preguntaban qué era lo que la calificaba para ese cargo.

Resulta que era la época de un arduo debate en torno a la legalidad del aborto, impugnado por el Gobierno conservador, del cual Merkel formaba parte. Como representante del Partido Cristiano, no podía asumir públicamente una postura a favor del aborto, pues tenía que considerar el voto electoral, constituido por gente muy conservadora, sobre todo en Alemania del Sur. Merkel revelaba una actitud ambivalente: pues no supo convencer a los conservadores ni a las feministas que lucharon durante años por la legalidad del aborto. Se sabía que, para ella, el aborto no constituía ningún problema pero como política tenía que mantener una postura que en realidad no supo defender. Todo ello hacía que nadie apostara por su carrera política, revelando en muchas ocasiones su inexperiencia y siendo hostigada por sus veteranos colegas del partido. Sin embargo, Kohl vio en ella un valioso aporte para la solución de varios problemas: tener una mujer joven en su gabinete con la cual la gente de la RDA pudiera identificarse y, con su presencia, aumentar las filas del Partido Cristiano. En el gobierno de Kohl había tres ministros provenientes de la RDA, sus dos colegas masculinos no duraron mucho por estar involucrados en escándalos, mientras tanto ella, de apariencia frágil y no muy segura en sus declaraciones públicas, se mantuvo en el poder. Hecho que realmente requiere una explicación.

Entonces ¿cómo fue posible que una mujer neófita en medio de tantos experimentados políticos, -quienes además estaban dispuestos a hacer lo que fuera para ascender-, haya podido mantenerse y no sólo eso sino que, finalmente, fue elegida canciller, además de ser la política que más ha durado en ese cargo?

Cuando la RDA cae, ella ingresa en el movimiento Despertar Democrático, un movimiento de centro-derecha, el cual se fusiona en el año 1990 con el partido Unión Democrática Cristiana (UDC) que apoyó a la rápida reunificación de Alemania. En enero de 1990 entra al partido UDC y en agosto del mismo año Kohl llega a conocerla en el congreso de la unificación del partido. En las primeras elecciones celebradas en la Alemania unificada, Merkel postula para diputada de la región de Rügen ubicada en Mecklemburgo-Pomerania, gana la elección e ingresa como representante al Bundestag, órgano de los representantes en Alemania. Desde este momento comienza su verdadera carrera política. El año 1991 el canciller Helmut Kohl la nombra Ministra de la Mujer y Juventud y a partir de 1994 Ministra de Medio Ambiente y Energía Nuclear. Con este nuevo ministerio ocupa una función más importante, logrando ubicarse mejor. 

Su ascenso como cancillera

Si queremos entender su rápido ascenso político debemos ver las circunstancias concretas que lo posibilitaron. Mientras sus dos colegas estaban involucrados en escándalos financieros o eran colaboradores de la STASI -policía secreta de la RDA-, ella se mantuvo libre de todo cuestionamiento.

El año 1998 el partido de la Unión Democrática Cristiana (UDC) pierde las elecciones generales estableciéndose un Gobierno liderado por los Socialdemócratas, con Gerhard Schröder como canciller. Merkel es reelegida diputada y llama la atención con sus intervenciones. En el debate sobre la participación de los soldados alemanes en la guerra entre los EE.UU e Irak, el Gobierno de Schröder asume una posición contraria. Ella, por su parte, toma distancia de aquella decisión argumentando que “Alemania no debía quedarse más tiempo fuera, cuando otros luchan por la liberación de pueblos sometidos a gobiernos autoritarios”, revelando su posición intervencionista.

En el año 2000, varios miembros de la cúpula de su partido -incluido el mismo Helmut Kohl- se vieron involucrados en un escándalo de donaciones para el partido. Ella criticó públicamente aquel hecho y llamó a distanciarse de esos malos elementos con el fin de buscar un nuevo comienzo, lo que significó su distanciamiento de Helmut Kohl, quien fuera su protector político.

Ese mismo año, después de medir fuerzas dentro de su partido, fue elegida como jefa del mismo, convirtiéndose en líder de la oposición del Parlamento Federal, hecho que consolidó su liderazgo dentro y fuera del partido. Durante su participación en el Bundestag impulsó un programa de reformas neoliberales; en él abogaba a favor de ajustes en los programas sociales, subvención financiera al desempleo, así como la flexibilización de los derechos de los trabajadores. Se incrementan las horas semanales laborales, sin aumentar el sueldo. Su argumentación fue que los gastos que los empresarios cubren hacen imposible una sana competencia con sus pares de otros países que no pagan sueldos tan altos. Cuando asume el cargo de canciller, en el año 2005, se pronuncia en contra de la solicitud de Turquía para ingresar en la UE y fomenta el acercamiento con los Estados Unidos, que no se vio alterado pese a que salió a la luz que el Gobierno de Obama permitió que interceptaran sus conversaciones telefónicas.

Muchas votantes tuvieron la expectativa de que una mujer en el cargo de canciller podría mejorar las condiciones de las trabajadoras, pero ella no se preocupó de eso. No existe ninguna política familiar que apunte al mejoramiento en este campo, ningún programa para madres solteras ni para mujeres trabajadoras. Durante su mandato, se ha caracterizado por tener actitudes vacilantes justificándolas por flexibilidad. En lo posible prefiere no definir sus posiciones para tener la posibilidad de cambiarlas en cualquier momento y no estar en la obligación de rendir cuentas. Algunos analistas afirman que en esta indefinición se encuentra el secreto de su éxito como política. Su estrategia principal es de avances paso a paso y no revelar planes a largo plazo. 

Su relación con la UE y el problema de los refugiados

Cuando en agosto de 2015 Hungría expulsó a miles de migrantes sirios, Ángela Merkel, de manera inesperada, tomó la decisión de brindarles refugio. Ante la sorpresa de la población alemana y los políticos conservadores que se resistían a aprobar dicha decisión, ella la justificó señalando que era una obligación ofrecer asilo a personas cuya vida corre peligro en sus países, pues así lo proclama la Constitución alemana. Además, subrayaba que Alemania se encontraba en las condiciones de brindar ayuda humanitaria sin poner en peligro el equilibrio económico interno. Por tanto, sólo se requería de la buena voluntad de enfrentar tal situación. Recordó, en varias oportunidades, “…que los países europeos, incluida Alemania, al ofrecer su apoyo militar a los EEUU habían sido los causantes de los conflictos entre los países del Medio Oriente”. Con ese discurso Merkel sorprendió aún más a la población, de la misma manera que con su afirmación: “Alemania puede asumir el desafío de ayudar a los migrantes y dar con ello un ejemplo a los demás países europeos”. Era un discurso que nadie esperaba de ella, sobre todo después de haber demostrado tanta firmeza durante la crisis de Grecia, obligando al Gobierno griego de Tsipras a cumplir el pago de sus deudas. Continuó en la defensa de su política migratoria aun cuando, en diciembre de 2016, un yihadista hizo estallar una camioneta en una feria navideña en Berlín, matando a decenas de personas.

La situación sigue siendo tensa hasta ahora, y varios analistas políticos afirman que la simpatía de la que gozan actualmente los partidos neonazis tiene que ver con la política migratoria de Merkel. 

Su relación con EE UU y el refuerzo de la UE

Con el triunfo de Donald Trump y su rechazo a los acuerdos de Paris relacionados con el Medio Ambiente, las relaciones han entrado en una nueva fase. Merkel se distancia de su par de América del norte y busca reforzar la UE. Exige ahora que las y los europeos tomen su destino en sus propias manos y no se dejen chantajear por los EE UU. La salida de Gran Bretaña de la UE ha sido un golpe duro para Alemania, sobre todo respecto a las obligaciones que ambos tenían con la OTAN; además, Gran Bretaña era un aliado importante al momento de enfrentar los gastos que los países del sur, como Italia y España, generaron para la UE, además de los países de los Balcanes.

En septiembre de 2017 se celebrarán en Alemania nuevas elecciones generales y Merkel se presentará como candidata, aunque primero debe ganar el respaldo al interior de su partido. Su política migratoria no es aceptada por una gran parte de sus simpatizantes. Pese a ello, todo indica que tiene muchas probabilidades de asumir un cuarto mandato, con lo que se reafirmaría en ser la canciller de mayor permanencia en el cargo en la historia alemana.

 

 

Dorothea Ortmann

REFERENCIA CURRICULAR

Dorothea Ortmann es Doctora en Teología por la Universidad de Rostock, Alemania. Es una de las fundadoras de la Maestría en Ciencias Religiosas de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, Perú. Es también profesora en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y en la Universidad Bíblica Latinoamericana.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies