Revista con la A

26 de mayo de 2017
Número coordinado por:
Hortensia Hernández
51

Alzamos la voz con las mujeres de Chibuleo

Hongaresa y María la Jabalina

LolaLopez

Lola López

El 16 de enero, San Antón, en el Puerto de Sagunto se hacen hogueras para quemar lo viejo, lo malo, lo podrido e iniciar el año cuando el día empieza a crecer… con aires nuevos

El 16 de enero, San Antón, en el Puerto de Sagunto se hacen hogueras para quemar lo viejo, lo malo, lo podrido e iniciar el año cuando el día empieza a crecer (por San Antón el día crece un paso de ratón) … con aires nuevos…, era uno de nuestros momentos favoritos cuando éramos niños los y las de la Compañía Hongaresa, …

El pasado 16 de enero de 2015 las y los miembros de la Hongaresa celebramos los 20 años de hacer teatro encendiendo otro fuego, un fuego junto a las 200 almas/espectadoras y expectantes que asistieron y compartieron SERENATA PARA UN PAIS SIN SERENOS, en ese espacio asambleario y de libertad que es un teatro, en este caso encendíamos una antorcha de música y teatro unidos por los textos de Paco Zarzoso y LLuïsa Cunillé, las composiciones musicales de Jesús Chapi y José Alamá y las interpretaciones de Teresa Alamá (Cello), Angel Figols (actor) y Lola López (actriz)… pero el artículo que tengo que escribir y que se ha retrasado por esa última hoguera, de San Antón, ese último fuego hongares de hace 2 días, trata de la gira Argentina de MARÍA LA JABALINA, obra sobre la miliciana anarquista de Puerto de Sagunto María Pérez Lacruz, fusilada por Franco en 1942, con 25 años.

GIRA ARGENTINA DE MARÍA LA JABALINA:

Tres mujeres Gabriela Borgna, Leandra Rodríguez y Lola López realizamos una gira, del 20 de octubre al 5 de noviembre, con MARÍA LA JABALINA por 5 provincias argentinas: Buenos Aires, Córdoba, (Córdoba capital y Rio Ceballos), Jujuy, Tucumán y Catamarca. Lo que sucede a lo largo de las travesías se refleja en el libro de Bitacora.  Por lo que quiero incluir las crónicas de Gabriela y Leandra. Además del poema que un artista, espectador en Córdoba, escribió tras ver la obra.

El teatro es para mí un barco en donde nos embarcamos unos navegantes para conseguir llevar a buen puerto una nave, y eso se hace con la coordinación de todos:

LEANDRA RODRIGUEZ: teatrista completa, directora de teatro, de iluminación, de las mejores propuestas que he podido ver  en septiembre, octubre, noviembre en Buenos Aires: TERRENAL, EL ANGEL DE LA CULPA, MUÑECA, ASI ES LA VIDA, BECKETT

GABRIELA BORGNA: teatrista completa, productora, distribuidora, gestora cultural, y creadora e intérprete del unipersonal CIUDADANO MORENO…

La crónica mía se resume en unos intensos brochazos impresionistas de momentos de la gira:

El estreno, el 21 de octubre, en el emblemático Teatro La Carbonera de Buenos Aires en el que al pánico por ser la primera representación en Argentina se unía que estaban algunos de los amigos, amigas y profesionales del teatro que admiro: Alberto Ligaluppi, director del Teatro San Martín de Buenos Aires, Osmar, actor impresionante, Dora, directora brillante, Luis Campos, actor, Gabriel Chapo, dramaturgo excelente…, y que te da otra dimensión del amor al teatro en Argentina que hace que lunes y martes pequeñas Salas se llenen y se agoten las entradas para ver ‘otras funciones’ no programadas en calendarios habituales…; el encuentro en Jujuy con un espectador descendiente de abuelos almerienses y que contaba las historias de sus abuelos y la comunidad de exiliados españoles que se juntaban y que él oía contar sus historia… el Teatro La Sodería de Teresa Guardía, en Tucumán, en el que una poeta, Rosalía, tras la cena nos leyó el poema dedicado a su abuelo anarquista español exiliado, hija de padre desaparecido por la Dictadura argentina… y, en Catamarca, la encargada de la investigación para crímenes de la Dictadura explicándonos que en la búsqueda para descubrir desaparecidos colocan unos puntos rojos en el mapa y que en esas provincias del norte los puntos rojos se convierten en una línea…

Describir la emoción que supone narrar la vida de María la Jabalina y que esté tan viva como si la pudiéramos volver a resucitar es algo que hace creer que los mitos teatrales Antigonas, Troyanas… siguen teniendo reencarnaciones en personas anónimas y cercanas y que la humanidad se sigue conmoviendo al escuchar sus historias.

CRÓNICA DE LEANDRA RODRÍGUEZ

Como cada año desde hace cuatro Hongaresa aterriza en Buenos Aires para sumergirme en intensos viajes teatroemocionales. Hilvanando cielos, aquellos y éstos, que como ya sabemos son los mismos, sólo que vistos desde otro ángulo geográfico nada más. A disposición siempre Marcelo, el Hipnotizador, cabrito asado y más geografía hermosa. Aquel aire infinito, iniciático, develador de amores que esperaban, inicio de una larga ruta cuyo “0” en el cuentakilómetros suele ser una oración volcada a un mail o dicha por teléfono, arremetiendo juntos cada vez más contra todo, contra lo que sea, contra lo malo fundamentalmente, peleando con los dientes por hacer, por decir peleando como salvajes Patos, o cualquier otro animal del zodíaco teatral, peleando por seguir diciendo, contando, desenterrando la historia no contada. Esta vez, Gabriela, Lola y Lea, estrógeno puro en esas letras que se repiten, por María, por su madre, luchadora incansable, fundadora de la batalla contra el silencio y la identidad no reconocida, portadora del ataúd en el cual descansara su amor, su fe, su seguridad de sangre propia inocente y patéticamente condenada. Qué decir de la bella sensación de ejecutar mi parte de una obra, de un texto que es lucha, que es guerra en el mismo momento de realizarlo, más si los asesinos siguen vivos y las víctimas aun esperando ser encontradas. Nudo en la garganta toda la ruta, vinos del norte para poder tragar y seguir, lucha viva en el escenario norteño, amigos que nos hospedan, nos ayudan y nos acompañan, ese nudo hermoso en la garganta de cuando sabemos que vamos a decir algo cierto, verdadero. Empezamos en La Carbonera, espacio de inicio y final de su propio ciclo, años de mi propia historia tetral, luego Pluja, otro gran cúmulo de historia viva y sobreviviente, la Córdoba ancestral, la que nos unió, y de ahí hacia caminos nuevos llenos de alegría y respeto, Jujuy, con un Rodolfo Pacheco, padre y señor, agasajadas permanentes, Tucumán, Teresita Guardia ¡tu nombre lo dice todo! y Catamarca final del recorrido itinerante espectacular, me cierran el Cyber!!!!!! ¡Qué realidad tremenda!

GABRIELA BORGNA. DE POR QUÉ “MARÍA LA JABALINA” DEBE SEGUIR GIRANDO…

Hace poco más de un año -el 30 de setiembre de 2013, para ser exacta- cenábamos con Leandra Rodríguez, Lola López y Paco Zarzoso, para celebrar el fin de la gira argentina de ese año de La Hongaresa y un cumpleaños. Esa noche nos pusimos manos a la obra para hacer realidad la gira de “María La Jabalina” en la Argentina de 2014.

¿Por qué? Porque el hilo de Ariadna, que se desovilla en el cuerpo y la voz de Lola López y pone a vivir nuevamente la vida de María Pérez Lacruz, nos incluye a todos, y muy en especial a gentes españolas y argentinas.

El relato de esa vida de breve fulgor anónimo e inesperado nos resuena a las y los argentinos en los horrores de nuestra propia dictadura genocida. Y a quienes -como quien escribe- descendemos de españoles, nos revincula con los horrores de la mal llamada Guerra Civil Española. Uno de mis bisabuelos murió congelado en el hueco de una encina en los bosques que rodean Ribadesella hacia fines de la guerra. Uno de sus hijos había sido asesinado por voladura junto con otros compañeros en una mina antes. Sus respectivas culpas fueron haber sido uno el maestro del pueblo -y por eso tachado de “rojo”- y, el otro, haber luchado por sus derechos laborales, tan escasos por entonces.

En verdad no importa ya si somos de origen español, italiano, judío, polaco, armenio, si descendemos de alguno de los pueblos originarios. Todos podemos recordar alguna masacre, progrom, genocidio que afectó nuestras historias de vida.

Fue por estas razones que la gira se armó en función de que la historia de María Pérez Lacruz se conociera en las provincias más arrasadas por el genocidio argentino: Córdoba, Jujuy, Tucumán y Catamarca, en donde siguen abiertos los juicios por crímenes de lesa humanidad.

Esta no fue sólo una gira artística más de aquellas a las que La Hongaresa de Teatre nos tiene acostumbrados como espectadores. Fue un raid por las memorias compartidas. Por supuesto, están las fantásticas notas de prensa que se fueron cosechando en cada uno de los lugares, los emocionantes debates que se armaron espontáneamente en algunas de las salas, los silencios emocionados de espectadores anónimos, la pasión de Estela de Carloto ante el regalo de Lola López de un simple poster en la noche en que en el Teatro San Martín de Buenos Aires cerraba la décima edición de “Teatro x La Identidad”, una más de las maneras de seguir buscando a los casi 400 hijos apropiados que nos siguen faltando a todos. Como nos falta Isabel, la hija -¿de la violación?- de María La Jabalina. Esa que quizás, a sus 74 años, no sepa que todavía la estamos buscando.

Todos debemos recordar porque en la memoria del pasado reside la posibilidad del futuro.

La tercera actuación de MARÍA LA JABALINA fue en el Teatro Real de Córdoba y Ramiro Márquez, hermano de Marcelo y un artista magnifico, (los 2 juntos hicieron un disco maravilloso con temas musicando a Cortázar…) escribió un poema… una devolución… Ellos usan una palabra preciosa cuando asisten a las obras que es: “te hago una DEVOLUCIÓN…”, me encanta ese sentido generoso de ellos y de la palabra misma, ENTREGA/DEVOLUCIÓN…

También me dedicó un maravilloso tango… LAS UBRES DE LAS URBES…

RAMIRO MÁRQUEZ. POEMA

Esta tumba, Lola, tiene alas.

No es la tumba helada

de los amantes de la muerte,

la de los devotos de la sangre,

esas tumbas que sólo se recuerdan

para ser cada vez más execradas.

La tumba de María, en cambio,

sobrevuela por encima de los años,

de tantas décadas impunes

por crímenes jamás pagados.

La tumba de María atraviesa

el territorio injusto del olvido

y dibuja la perfecta parábola

de una jabalina sobre el aire

que se clava en la memoria,

como en el centro de una diana.

Mientras la voz de los poetas

golpee con su puño toda puerta

de la historia que haya sido clausurada,

la tumba de María tendrá alas.

Porque no hay muerte mientras alguien

hace suya la voz desesperada

de las madres que no se resignaron

al silencio de una fosa anónima

ni al juicio brutal de los tiranos.

Mientras tu voz, Lola, nombre a María

todos seremos sus legítimos nietos,

paridos en la memoria furiosa

de su fusilamiento.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Lola López es actriz, directora, dramaturga y miembro fundadora de la Companyia Hongaresa de Teatre. Licenciada en Arte Dramático por la ESAD, realizó su postgrado en la London Academy of Music and Dramatic Art (LAMDA), en Londres, ciudad donde se formó y realizó durante cinco años parte de su brillante carrera actoral. Además de trabajar con la Compañía Hongaresa, con la que ha interpretado a más de quince personajes que se han podido ver en muchos teatros del país y América del Sur. Ha sido dirigida, entre otros, por Irene Papas o Xavier Albertí. Entre otros galardones ha obtenido el Premio de la Crítica de Barcelona a la Mejor Actriz.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies