Revista con la A

25 de julio de 2017
Número coordinado por:
Bethsabé Huamán
52

Presidentas: Las mujeres en el poder

Escucha la señal de la orquesta infernal

 

AURELIA: La ocupación de la humanidad es una empresa universal de destrucción.

Hablo de la humanidad macho.

 

Bajo el asiento del autobús descubro un libro forrado con papel marrón. Lo levanto apenas para mostrarlo al resto de viajeros, interrogante y muy hipócrita, no quiero que nadie lo reclame, lo quiero para mí. No sé qué libro es, pero lo quiero para mí. A nadie le importa, y ya he cumplido. Qué bien. Es mío.

Margarita Xirgu en La loca de Chaillot Dibujo de Eduardo Vernazza

Margarita Xirgu en La loca de Chaillot

Dibujo de Eduardo Vernazza

La gracia es acariciar un poco el forro, roto en los bordes de la encuadernación. Huele amarillo. Es de tapa blanda, no pliega bien las alas, lo han dejado muchas veces abierto boca abajo sobre la mesa, sobre la cama. No una, sino varias hojas dobladas por las esquinas. Tal vez quien lo ha perdido lo echará de menos. Tal vez se le escapó, ¡ah! hay libros de temperamento independiente y aventurero, imposibles de retener. Así he perdido algunos que aún añoro, con mi huella marcada en un ángulo, como este.

Como está forrado, cuando al fin lo abro lo hago del revés, a primer ojo se ve la composición clásica de la obra teatral, personajes en mayúsculas al margen, réplicas cortas, renglones sin agotar. Qué raro, casi nadie lee teatro. Quien lo ha perdido puede ser colega. Es igual. Gira el libro. Oh!

El concierto de las pipas. Chiquillos y mayores chascándolas entre los dientes, tirando al suelo las cortezas. ¿Por qué lloraba yo? ¿Cuál era mi congoja? No sé. Había perdido algo, no un objeto, no. Una ocasión, algo que había estado a punto de ocurrir y pasó de largo, no sé, un presentimiento obscuro del absurdo destino, es lo más que recuerdo. Los mayores son imbéciles, y para muestra ese grupito de hombres malos con sus enormes caras, ese calvo guapo y brutal. Me espera un mundo horrible… Pero un momento, esa mujer… El hada estrambótica se adueña del destino, y con ella sus amigas, ¡y el perrito! ese perrito que no se ve, que es el perrito muerto de una de ellas que viene a jugar y hay que pasearlo para que haga pipí, como los perros vivos. También hay la chica guapa y el chico guapo que se enamoran, pero ellos no cuentan, lo que cuenta es que el hada loca, sus amigas, y el trapero, acaban con los malos para siempre. Los suprimen, sí. No entendí gran cosa de la peli, sólo eso: que una vieja, en complicidad con sus amigos y amigas, endereza el mundo. Muchos años después supe que aquella película venía de una obra de teatro, y a pesar de que el hada loca vive conmigo desde entonces, y a pesar de que el teatro es mi oficio, nunca había leído el texto,

Cuando un libro busca a una persona, la encuentra. Aquel libro era La Loca De Chaillot, de Jean Giraudoux. No bajé en mi parada, el autobús dio su vuelta completa. ¡Pero si es divertidísimo! Claridad, magia, continuo juego teatral, emoción y ternura amarradas a punto del abismo por el absurdo equilibrador, por el humor liberador. Lucidez. Ideas. La invasión de explotadores carroñeros, la amenaza de la desintegración urbana, el poder impío del dinero.

EL TRAPERO: …La invasión ha empezado. Tienen pliegues y párpados que nosotros no tenemos. Han comprado los maniquíes de los escaparates, pieles, inclusive, y les han inyectado un suplemento de vida; las llaman sus esposas. Son poderosos. Lo dirigen todo. Lo afean todo… Se acerca el tiempo de la esclavitud. Pronto no quedaremos hombres libres.

El debate sobre el derecho a ejercer justicia.

AURELIA: En esta habitación tienes reunidos a todos los criminales del mundo, y los medios para hacerlos desaparecer para siempre. ¿Tienes también el derecho?

JOSEFINA: Por su puesto, ¿por qué no?

AURELIA: ¡Bravo!

GABRIELA: ¡A tanta gente, Josefina!

JOSEFINA: ¡A tanta gente! ¡Ahí está precisamente lo interesante del caso!

En eso que quedan liberados los defensores de los animales, los defensores de los árboles, de la naturaleza, del urbanismo humanista; cuando aún no se usaba el término “ecología”, la obra era una alerta de la destrucción del planeta y una decidida defensa de un mundo habitable para todos los seres vivos. Parece escrita en nuestro tiempo, en plena crisis económica y desprestigio de la clase política corrupta. Panfleto desesperado, cuento de hadas, testamento ideológico (Giraudoux murió poco antes del estreno).

Y esa loca de clara conciencia feminista, ¿está realmente loca? ¿Es de verdad condesa? De niña se me desveló como el maravilloso fantasma de lo que una mujer puede hacer. Hoy descubro matices insospechados en el dibujo de los personajes femeninos. Además, La Loca condesa Aurelia se rebela y combate en su vejez. Es una heroína vieja, como sus amigas. Es una de las pocas obras en las que la protagonista, y los personajes femeninos importantes, exceptuando el de la arrebatadora Irma, son mujeres viejas. Algo más que agradecer a Giraudoux.

Al llegar a casa, busqué en internet la película y la volví a ver. Un par de cosas interesantes que no están explícitas en la obra: la presencia de la Iglesia, el Ejército, la Policía y los Partidos Políticos en el corro de los criminales especuladores, y una sabrosísima e interesante conversación entre La Loca y el clérigo cristiano sobre religión.

AURELIA: ¿Usted no cree que Dios es mujer?

Es una película arriesgada para la época (1969) en que se produjo, ahora mismo de total actualidad; resulta extraño que una productora tan conservadora como la Warner se decidiera a realizarla. Y con un reparto maravilloso, algo que no me importó cuando la vi de niña y que ahora me deja boquiabierta al ir leyendo los nombres en la presentación de la película.

Aunque tiene dos carencias importantes, respecto del texto teatral: tanto La Loca como el resto de figuras femeninas están dulcificadas, romantizadas, desvaídas en su independencia de pensamiento, y las connotaciones ecológicas casi han desaparecido.

Aun así, vale la pena verla.

Sobre todo recomiendo leer el texto. Os va sorprender.

LA LOCA DE CHAILLOT (La Folle de Chaillot) fue escrita por Jean Giraudoux en 1943, durante la ocupación alemana, y no se pudo estrenar hasta finales de 1945, con el autor ya muerto. Ha sido interpretada por grandes actrices, como Marguerite Moreno, Margarita Xirgu, Maggi Smith, Xina Zorrilla, Amalia de la Torre, Amparo Rivelles… TVE la grabó con Ana María Noé y posteriormente con Irene Gutiérrez Caba.

En 1969 Bryan Forbes dirigió una versión cinematográfica, protagonizada por Katharine Hepburn, y un espléndido grupo de intérpretes: Giuletta Masina, Edith Evans, Nanette Newmann, Margaret Leighton, Yul Briner, Danny Kaye (admirable en el personaje del Trapero), Charles Boyer… También existe una adaptación musical posterior, con Angela Lansbury.

Podéis encontrar el texto en Editorial Cátedra, Letras Universales. Con el título LA GUERRA DE TROYA NO TENDRÁ LUGAR–LA LOCA DE CHAILLOT. De Jean Giraudoux.

Y la película, podéis disfrutarla mediante este enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=rrOdAouqbVo.

LA LOCA DE CHAILLOT: No me da la gana morirme. Claro que no siempre resulta agradable al despertarse. Cuando una escoge en el cofre hindú la peluca del día, saca su dentadura de la única copa que le queda, puedes, claro está, sentirte un poco fuera de tiesto en este bajo mundo, y más si acabas de soñar que eras una chiquilla y que ibas en burro a coger frambuesas… Pero para sentirse atraído por la vida, basta con que encuentres en el buzón una carta con el programa del día. Lo más razonable es que tú misma la escribas la víspera anterior.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Isabel Requena es actriz. Estudió Arte Dramático en el Conservatorio de Valencia y en la Universidad Internacional de Teatro, en Lugano, Suiza; en Le Circ Divers, en Lieja, Bélgica y durante su larga vida profesional se ha ido formando en Técnicas de Voz, Expresión Corporal, Interpretación, Técnica de Clown, Técnica Alexandre, etc. con las y los mejores profesionales: Rafa García, Maria José Peris, TEC de Cali, Colombia, Cristina Castrillo, Libre Teatro Libre (Argentina), J.P. Michel, Rafa Calatayud, J. Mac Callion, Michel López, Konrad Sziedrich, José Luis Cuerda,… En el ámbito de las Artes Escénicas ha “tocado” todos los palillos: ha hecho cine, televisión, ha sido actriz de doblaje, realizado cortometrajes, dirigido distintas obras y es autora de las obras “La última cena”, “Letra gorda”, “Llamar” y “Un sopar de compromía” (estas dos últimas como coautora). Isabel es, en definitiva, una mujer de teatro comprometida con la Cultura en general y con las Artes Escénicas en particular.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies