Revista con la A

25 de julio de 2018
Número coordinado por:
Violeta Doval Hernández
58

Mujeres de Túnez en primera línea de la revolución árabe

Orquesta Sinfónica de Mujeres ¿Utopía o Necesidad?

Gina Enríquez

El mundo de la música sinfónica. Imponente y grandioso. Pero las mujeres sabemos que tenemos que imponernos para cumplir nuestros sueños más preciados y que para nosotras será mucho más difícil el camino

Maestra Enríquez: ¿Su orquesta es como un “club de Tobby”  pero a la inversa?

Así empezó una de tantas entrevistas que di entre los años 2003 y 2006, tiempo que duró la primera etapa de la Orquesta Sinfónica de Mujeres del Nuevo Milenio en la Ciudad de México. Fuimos muy aclamadas y muy criticadas en un mundo dominado por hombres: el mundo de la música sinfónica. Imponente y grandioso.  Pero las mujeres sabemos que tenemos que imponernos para cumplir nuestros sueños más preciados y que para nosotras será mucho más difícil el camino.

En el año 2002, llegué al punto de “ya basta” cuando asistí al concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Las Américas en el Palacio de las Bellas Artes.  Esta orquesta se formó con músicos jóvenes del continente americano. Se nombraron a tres directores de orquesta de México, América del Sur y Norte América respectivamente. Evidentemente los tres eran hombres. Realizaron una gira por varios países del continente. En el programa de la temporada figuraron solamente hombres como solistas y se tocaron obras de compositores de todo el mundo. Ninguna compositora fue incluida. El impacto de este acontecimiento en mi fue como destapar una olla exprés en ebullición. ¿Por qué los hombres se sirven siempre todo el pastel y no nos dejan ni una migaja?

Después de este punto de quiebre, reuní a un grupo de mujeres músicas combativas, ejecutantes de diferentes instrumentos y formamos una asociación civil sin fines de lucro, que nombramos Mujeres Pro Música AC, en noviembre del año 2002. En un tiempo en el que apenas existía el correo electrónico y no teníamos las redes sociales y las páginas web apenas empezaban a operar, fue una tarea titánica reunir una lista de 100 mujeres para llamarles por teléfono una a una para convocarlas a audiciones. Estas se llevaron a cabo y la Orquesta Sinfónica de Mujeres del Nuevo Milenio quedó conformada en abril del año 2003.  

Con donativos de particulares, logramos crear una infraestructura para operar el proyecto de orquesta.  Los ensayos dieron inicio en junio del 2003. Los apoyos del gobierno nos fueron otorgados por CONACULTA (Hoy Secretaría de Cultura) y el Centro Nacional de las Artes, que nos otorgaron recintos para llevar a cabo nuestros ensayos y conciertos.

La primera presentación pública y a nivel nacional de la Orquesta Sinfónica de Mujeres del Nuevo Milenio tuvo lugar en televisión en cadena nacional, en el programa Conversando con Cristina del Canal 11 del Instituto Politécnico Nacional. La prestigiada periodista, Cristina Pacheco, nos invitó a presentarnos en su programa el 12 de septiembre del 2003. La respuesta del público fue muy entusiasta. Recibimos cientos de felicitaciones de todo el país y anunciamos nuestro concierto de presentación mundial para el día 24 de septiembre del 2003 en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional para las Artes.

Muy exitoso fue el concierto de presentación de la primera orquesta sinfónica de mujeres en México. Un importante periódico de circulación nacional nos dedicó las primeras dos páginas de la sección cultural y nos hicieron varios reportajes en revistas, periódicos y programas de radio y televisión.

Al concierto de presentación siguieron varios en diferentes recintos de la Ciudad de México entre los años 2003 y 2006, subsidiados por el Instituto Nacional de las Mujeres, la Secretaría de Desarrollo Social y el CONACULTA.  

A la fecha, Mujeres Pro Música sigue buscando los apoyos gubernamentales para consolidar la primera orquesta sinfónica de mujeres en México.

El lugar de la mujer ha subido un poco en el medio de la música sinfónica internacional, pero se sigue dando por hecho que los hombres “merecen” más y mejores oportunidades que nosotras. No se ha llegado todavía a la igualdad. No tiene tantos años que la directora de orquesta norteamericana Marin Alsop fue nombrada directora titular de la Orquesta Sinfónica de Baltimore. Siendo la primera mujer en tener la titularidad de una orquesta importante en los Estados Unidos.

Solo mujeres con poder político, publicitario o económico, como Alondra de la Parra, logran posicionarse por el marketing y  el poder de quienes las respaldan.  ¿Y que hay de tantas mujeres que tienen facultades extraordinarias pero no tienen respaldo político y/o económico? La verdad es que nadie las voltea a ver y su talento se desperdicia por falta de oportunidad.  Así como en muchas otras áreas del desarrollo humano, falta hacer justicia a muchas mujeres en la música sinfónica.

Las orquestas sinfónicas de mujeres son una necesidad ya que abren un espacio de desarrollo para mujeres que son rechazadas de los puestos por el hecho de ser mujeres. Así pasa con varias especialidades como son el trombón, la trompeta, la tuba, el clarinete y el corno. Además de la dirección de orquesta y la composición.

En Mujeres Pro Música hemos creado un proyecto incluyente que desarrolla a mujeres trompetistas, trombonistas, directoras de orquesta, etc. Pretendemos dar a conocer la música de compositoras que jamás son tomadas en cuenta por las orquestas sinfónicas.  Nuestro proyecto es similar al de la Orquesta Filarmónica de Mujeres de San Francisco, fundada por Miriam Abrams, que estuvo activa de 1980 a 2004. El repertorio de esta orquesta estaba conformado por obras de compositoras de todo el mundo. Dejaron un acervo de varios fonogramas. De igual manera, Mujeres Pro Música pretende promover a compositoras y también a solistas que no tienen oportunidad de tocar con las orquestas sinfónicas. Esta promoción se llevaría a cabo no solo en conciertos, sino también en grabaciones fonográficas que inmortalizarían las interpretaciones de concertistas y directoras de orquesta y las obras de las compositoras.

La Orquesta Sinfónica de Mujeres es una necesidad porque no podemos permitir que muera el gran talento y creatividad de tantas mujeres en todo el mundo. Necesitamos más y mayores espacios de desarrollo para las mujeres músicas.

Mientras tanto, seguimos tocando puertas con valentía.

 

REFERENCIA CURRICULAR 

Gina Enríquez (Ciudad de México) es compositora y directora de orquesta. Estudió sus especialidades en Boston, París y Londres. Trabajó en el programa nacional de Orquestas y Coros Juveniles de México. Fue directora fundadora de la Orquesta Sinfónica de Mujeres del Nuevo Milenio en México y la Orquesta Sinfónica Juvenil José Pablo Moncayo. Ha sido directora huésped de la Orquesta Sinfónica del IPN y la Orquesta Filarmónica de Acapulco entre otras. Como compositora destacan las obras: el Concertino para Violoncello y Orquesta de Cámara, estrenado por la Valley Symphony Orchestra de Texas; Tango (grabado por la Orquesta Sinfónica de Mujeres del Nuevo Milenio); la Fantasía en Jazz estrenada por la Orquesta Sinfónica del IPN y el Claro de Luna, con la Orquesta de Cámara de Bellas Artes. En 2010 la Orquesta Sinfónica del IPN grabó sus obras Tango Fantasía en Jazz en la Sala Netzahualcoyolt para la colección Murmullo de Sirenas: “Mujeres en la Música Sinfónica Mexicana I”. En marzo de 2013 estrena su poema sinfónico Marfil, obra dedicada a las especies animales masacradas para explotación con fines de lucro como los elefantes, con la Orquesta Sinfónica del IPN bajo la dirección de Gabriela Díaz Alatriste. Los estrenos de 2014 incluyeron Kundalini y la versión para trío de Fantasía en Jazz a cargo del Trío Tempori dentro del marco del Encuentro Internacional de Mujeres en el Arte del Colectivo de Mujeres en la Música. El trío para percusiones “Barra Libre” estrena la obra Impromptu. En marzo de 2015 fue nombrada directora del programa de música y de la Orquesta de Cámara de la Universidad del Claustro de Sor Juana. En 2016 dirigió su poema sinfónico Marfil con la Orquesta Filarmónica 5 de mayo. Posteriormente, el mismo año fue directora huésped de Solistas Ensamble de Bellas Artes. En 2017 compuso su segundo poema sinfónico Arrecife y se encuentra promoviéndolo para su estreno mundial.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
NO es NO - No es abuso, es violación - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR