Revista con la A

22 de septiembre de 2022
Número coordinado por:
Lucía Melgar
83

Exiliadas españolas en América Latina

Urbanismo deportivo: ¿dónde están las mujeres?

Fíjense en las instalaciones deportivas que florecen en nuestras ciudades desde hace varios años y que se hacen cada vez más presentes. ¿Son muchas las mujeres en ocupar estos sitios? Creo que ya conocemos la respuesta. En la gran mayoría, estos espacios están ocupados por chicos/hombres, y son muy pocas las mujeres en ocupar los skateparks y las canchas de fútbol o baloncesto. Y eso es un problema y una señal fuerte de dominación masculina. El dinero público dedicado a estas instalaciones solo sirve para la mitad de la población. ¿Y qué pasa con la otra mitad? En teoría, estos parques urbanos son para todos y todas, pero en los hechos, no lo son.

Las mujeres solemos movernos de un punto A a un punto B. Siempre estamos en movimiento, porque cuando no lo estamos casi siempre se acerca un hombre para hablar con nosotras… ¿Quién puede quedarse sentada en un banco de un parque sin que alguien venga a molestarte? ¿Puede una mujer practicar un deporte sola en la calle sin interrupción? Sabemos que es muy complicado (ya lo es cuando estamos en movimiento…). En los skateparks, muchos son los testimonios de chicas que dicen no atreverse a ocupar estos espacios dedicados. Dos razones: por miedo o porque ya lo han intentado y saben perfectamente lo que va a pasar. Hace poco leí el testimonio de una joven que estaba grabándose mientras practicaba roller en el skatepark. Y, de repente, se escucha la voz de un hombre que intenta abordarla. Ella le cortó y se fue. Explicaba que estas cosas pasaban muy a menudo con hombres solos que no vienen al skatepark para practicar deporte sino para ligar.

La cuestión de género en las políticas de ordenación territorial es muy importante y se debería contestar a la pregunta siguiente: ¿Cómo pensar el espacio público para todos y todas, y en particular al nivel deportivo? Además de su ubicación, también hay que subrayar que muchas instalaciones deportivas urbanas son sinónimos de inseguridad por la falta de luz que no incita a las mujeres a ocupar estos espacios de noche.

Podrían ser varios los ejes de reflexión, pero me gustaría evocar el tema de la educación con los espacios de recreo en los colegios y la utilización de éstos. Muchos análisis demuestran (y es fácil comprobarlo) que los chicos son muy activos y ocupan la gran mayoría del patio y toda la parte central, donde se suelen encontrar los terrenos de fútbol, mientras que las chicas se contentan con los exteriores de los terrenos y se quedan más estáticas pasando los recreos hablando en vez de jugar y moverse en el espacio. Si los niños y niñas crecen con este modelo, no es difícil imaginar que, de mayores, los chicos seguirán ocupando las instalaciones deportivas, que casi creen concebidas para ellos. Y, si observamos bien dichos espacios, veremos que cuando hay chicas, la mayoría del tiempo, están alrededor del terreno o en las escaleras del skatepark mirando a los chicos. Una actitud directamente copiada del esquema escolar cuando se quedaban al margen de los espacios de actividad durante los recreos.

Diferencias de equipaciones : la de las mujeres a la izquierda y los hombres a la derecha @sedonerr, Tik Tok

Diferencias de equipaciones : la de las mujeres a la izquierda y los hombres a la derecha @sedonerr, Tik Tok

Alejándose un poco de los equipamientos urbanísticos, notamos también que estas disparidades de equipamientos entre hombres y mujeres existen igualmente a nivel profesional. Son muchas las deportistas en quejarse de diferencias inaceptables. Cuando los hombres pueden disfrutar de las mejores infraestructuras, con grandes y bonitas salas de musculación (por ejemplo), las mujeres deben contentarse con pequeñas salas con casi ninguna equipación.

Sedona Prince

Sedona Prince

Esta realidad sexista hizo por ejemplo mucho ruido en Estados Unidos, cuando la jugadora de baloncesto del Oregón, Sedona Prince, mostró en un video en TikTok (en el que tiene much@s seguidore·a·s) las instalaciones femeninas en comparación con las masculinas. Ningún banco, sólo unos pesos y ningún otro tipo de equipación… Se hizo viral el video y se reconoció que tal diferencia de trato no era normal y se les ofreció una bonita y funcional sala de musculación. Sedona Prince no se olvidó de compartir esta nueva sala en las redes sociales, con lo cual podemos reconocer la influencia positiva que las redes puedan a veces aportar para denunciar desigualdades y que se solucionen problemas con más rapidez.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Agathe Ripoche es titular de un máster de Estudios Hispánicos en Francia (Clermont-Ferrand) y de un máster de Igualdad de género en la universidad Complutense de Madrid. Le interesa mucho el deporte femenino. Convencida de que el deporte debe ser tanto femenino como masculino, está involucrada en este tema para que poco a poco cambien las mentalidades. Ha creado un blog, titulado Balle de sexisme, para informar y denunciar el sexismo y las discriminaciones que sufren las mujeres.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
Solo SÍ es SÍ - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR