Revista con la A

25 de noviembre de 2019
Número coordinado por:
Anastasia Téllez
66

Violencia de Género Institucional

Educación sexual, más allá de la prevención

sexualidadLa promoción de la salud permite a las personas incrementar su control sobre los determinantes de salud y en consecuencia mejorarla, constituye un proceso político y social global que abarca no solamente las acciones dirigidas directamente a fortalecer habilidades y capacidades de las personas, sino también dirigidas a modificar las condiciones sociales, ambientales y económicas con el fin de mitigar su impacto en la salud pública e individual. (OMS, 1998). Este enfoque integral de la sexualidad está encaminado a garantizar los derechos sexuales de mujeres y hombres, a su vez encaminados a favorecer la equidad.

Por educación entendemos los procesos multidireccionales de socialización (formal e informal) por los que se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas determinadas de actuar hombres y mujeres de una sociedad concreta. La posibilidad de disponer de una educación e información de calidad sobre la sexualidad permite vivirla libremente sin temores ni prejuicios, sustentada en la comunicación, el respecto y el placer, además de contar con las capacidades para prevenir las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), incluido el VIH y los embarazos no deseados.

Suelen predominar las actuaciones educativas desde modelos preventivos centrados en la anticoncepción, los riesgos y algunos aspectos biológicos, que no tienen en cuenta las particularidades y la diversidad, definiendo la sexualidad a partir de actos y prácticas, y transmitir una visión que perpetúa la sexualidad como una “función biológica” (centrada en el coito), que hay que controlar (“tabú”), heterosexual, adultista y sexista.

La educación sexual supera la urgencia de la prevención, parte de las biografías sexuales, y de las dimensiones de la sexualidad humana, con actitudes de empatía y cultivo. La educación sexual es un derecho de las personas, independientemente de edad y situación. La implicación de la comunidad en la educación sexual, en los ámbitos escolar, asociativo, sanitario y familiar, es clave en intervenciones continuadas en el tiempo y adaptadas a los diferentes contextos y particularidades personales, culturales y sociales. Los programas educativos que mejor funcionan son aquellos que van más allá de una ideología prevencionista, reduccionista y anatómica porque abordan los intereses de las personas desde metodologías activas y participativas, porque fomentan actitudes críticas y reflexivas, promueven la construcción de valores y el desarrollo de habilidades para tomar decisiones y transformar las situaciones.

La educación sexual valora las diferentes formas de vivir, sentir y expresarse como ser sexuado, como un hecho incuestionable de pluralidad, riqueza y salud. Promocionando el valor del placer, que se fomenta si se abordan los temas de interés de jóvenes y adolescentes: autoconocimiento, aceptación del esquema corporal propio y de las demás personas, sensibilidad corporal, autoestima, respuesta sexual, fantasías sexuales, conductas sexuales, masturbación, expresión de sentimientos, relaciones afectivas, el juego…

Se trata de optimizar aquellos recursos humanos que, desde las organizaciones de la comunidad, ayudan a extender la promoción de la salud y el bienestar, más allá del estricto ámbito de influencia del técnico/a especializado, y cuentan con la implicación de la ciudadanía para promover la educación sexual, la salud sexual y reproductiva en sus ámbitos de intervención. Estas son las principales conocedoras de sus diferentes realidades según los colectivos con los que trabajan.

 

REFERENCIA CURRICULAR

Mercedes García Ruiz es Sexóloga. Doctora en Psicología. Educadora Social. Especialidad en Psicología Clínica. Máster -Experto en Drogodependencias y SIDA-. Formación en Arteterapia. Experta en Cooperación. Autora de programas de educación sexual con diversos colectivos: jóvenes, menores en protección, personas con discapacidad intelectual y diferentes asociaciones y ONGs. También ha colaborado en el diseño e implantación de programas de educación sexual en Nicaragua y en los campamentos de refugiados saharauis. Docente e investigadora sobre aspectos relacionados con la sexualidad, la educación sexual y la prevención del VIH. Autora de diversas publicaciones sobre esta temática.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share
NO es NO - Feminismo. Ni un paso atrás - #sinconsentimientoesviolación

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR