Revista con la A

25 de julio de 2017
Número coordinado por:
Bethsabé Huamán
52

Presidentas: Las mujeres en el poder

Tres testimonios de la vida de las mujeres de Chibuleo

Para documentar esta sección, hemos decidido entrevistar a tres mujeres, de distintas edades, que representan la realidad de las mujeres de Chibuleo. Sus nombres son: María Juana Capuz, Carmen Elena Tualombo y Juana Yanzaguano. Las presentamos por orden alfabético de sus apellidos, aunque los tres testimonios son igual de importantes y significativos. Desde la coordinación de este número, agradezco profundamente la generosidad de las tres por haberme entregado su testimonio que nos ha ayudado a conocer la vida de las mujeres de Chibuleo.

 

María Juana Capuz

Me llamo María Juana Capuz, tengo 46 años, estoy casada, tengo estudios primarios, soy de la comunidad de Chibuleo, desde pequeña trabajo en la venta de hortalizas y frutas, también soy ama de casa y cuando me quedo en casa trabajo en la agricultura.

María Juana Capuz

¿Cuántos hijos tienes?

Tengo cuatro hijos ya grandes

¿A qué edad fuiste mamá?

Fui mamá a los 14 años

¿Qué estudios tienes?

Los primarios, es decir hasta sexto grado.

¿Intentaste algún trabajo antes de dedicarte a la venta ambulante?

No, siempre desde niña he venido a la feria con mi madre y vender lo he aprendido de ella.

¿Qué vendes?

Ajo, cebolla blanca, paiteña (tipo de cebolla), limón, zanahorias y algunas frutas de temporada.

¿Cuándo te levantas?

Me levanto a las cuatro de la madrugada y cocino en desayuno para mis hijos y mi esposo, caliento agüita para que se aseen y vayan a la escuela y al trabajo, después que salen de la casa voy a ver a mis cuicitos (El cuy es un animal muy apreciado en la alimentación de la zona. Más pequeño que el conejo y forma parte de los animales que se tienen en las casas) y mi chanchito (cerdito) y después bajo al mercado mayorista para comprar productos para la feria, después bajo a unas bodegas, donde encargo las cosas, y saco poquito a poco para vender en las calles de la ciudad, a escondiditas porque está prohibida la venta informal.

¿Dónde consigues la mercancía para vender?

En el mercado mayorista.

¿A qué lugares vas a vender?

Vendo en Salcedo los domingos, los sábados en Riobamba, lo lunes en Ambato, los Martes en Pelileo, los jueves en Pasa y así donde haya feria.

(María Juana se sirve del trasporte público para trasportar su mercancía y se mueve en un tiempo de trasporte de entre una a dos horas)

¿Quién te pone problemas en la venta?

Primero los municipales te persiguen como si fuéramos ladrones, vienen en camionetas y nos quitan todas las cositas, y después los que tienen puestos en los mercados vienen y te golpean, te quitan los productos. Hay veces que botan al piso y pisan los granitos. Son muy malos.

¿Vas con alguno de tus hijos a vender?

Si los fines de semana llevo a mis hijos para que cuiden y aprendan a vivir. Ahora hay mucha gente que ha estudiado y no tiene trabajo por eso les enseño que vendan cositas, que conozcan las ferias y hagan amigos en las calles y se preparen para el futuro.

¿Cuál ha sido la máxima cantidad de dinero que has conseguido en un día?

Cuando invierto unos 100 dolaritos, más me he ganado unos 20, ese día es mi felicidad, pues hay ferias que no se vende ni el capital en dos días y las sobras las tengo que llevar a la casa para mis hijos.

¿A qué hora vuelves a tu casa, después del trabajo?

Como a las ocho de la noche.

¿Cuantos días trabajas por semana?

Cuando llueve por la comunidad y no puedo hacer nada en casa bajo todos los días, pero cuando hace buen solo cinco días, pues a veces hay que ir a las mingas (La minga es una antigua tradición de trabajo comunitario o colectivo con fines de utilidad social) y lavar las ropas.

¿Te ayuda el padre de tu hija o hijo en su cuidado, alimentación, vestido…?

Sí, en mi caso trabajamos los dos y nos apoyamos. Los gastos para mis hijos son muchos y él me apoya para comprar la ropa, los zapatos, a ir a la sesión de padres de familia, mi esposo es muy responsable.

¿Vas alguna vez de fiesta con tus amigas?

No, nunca, si voy a algún lado es con mi esposo y mis hijos.

¿En qué forma te diviertes?

En la casa arreglando la casa, pues cuando hay fiestas en la comunidad no salimos porque si mi esposo se emborracha se pelea con todos y lo mejor es no ir.

¿Qué cosas te gusta hacer?

Pues me gusta cuidar animales y bordar para hacer mis blusitas.

¿Crees que el ser indígena te facilita la vida o te la pone más difícil?

Pues ser indígena es muy difícil, nos insultan, en las calles nos llaman de María y de primas en los buses, en las calles y nos dicen indias. Ser indígenas es lo peor que nos ha tocado vivir.

 

Carmen Elena Tualombo

Me llamo Carmen Elena Tualombo, tengo 30 años estoy casada, he estudiado la primaria, soy de la comunidad de Chibuleo, desde que era pequeña trabajo en la venta de hortalizas. Soy ama de casa y cuando me quedo en casa trabajo en la agricultura y cuidando animales. Pues antes la mayoría de los comuneros éramos comerciantes informales por que las feria eran buenas, pero ahora todo ha cambiado.

Carmen Elena Tualombo

¿Cuántos hijos tienes?

Tengo cuatro hijos.

¿A qué edad fuiste mamá?

Fui mamá a los 16 años.

¿Qué estudios tienes?

Hasta sexto grado.

¿Intentaste algún trabajo antes de dedicarte a la venta ambulante?

Si era empleada doméstica, pero cuando me casé ya no pude vivir en la casa de los patrones. También pelaba ajo (En los mercados venden ajo pelado y empaquetado en pequeñas bolsitas) en quintales para entregar en el mercado mayorista pero no pagan bien.

¿Qué vendes?

Frutas como manzana, uvas, duraznos chilenos.

¿Cuándo te levantas?

A las cinco de la madrugada.

¿Dónde consigues la mercancía para vender?

En el mercado mayorista de Ambato.

¿A qué lugares vas a vender?

Solo en las calles de Ambato, para ir a las feria necesito madrugar pero no hay quien mande a la escuela a mis hijos y mi esposo es muy celoso, siempre peleamos cuando quiero madrugar.

¿Quién te pone problemas en la venta?

Los policías municipales, y los comerciantes asociados.

¿Vas con alguno de tus hijos a vender?

Sí, con mis hijos de chiquitos que no tengo con quien dejarlos. Cargo al uno y jalo al más grandecito, y mi hijo mayor después de la escuela viene a verme para ayudar.

¿Cuál ha sido la máxima cantidad de dinero que has conseguido en un día?

Pues cuando vendo todo lo que he invertido, más unos 15 dólares de ganancia ese día ha sido muy bueno.

¿A qué hora vuelves a tu casa, después del trabajo?

Como a las siete de la noche, mi hijo tiene que hacer los deberes para el siguiente día.

¿Cuántos días trabajas por semana?

Casi todos los días, solo no bajo cuando hay mingas en la comunidad.

¿Te ayuda el padre de tu hija o hijo en su cuidado, alimentación, vestido…?

Sí, a veces cuando no se chuma (chusmarse: expresión popular para emborracharse) con los amigos, creo que me ayuda cuando no viene a pelear en la casa.

¿Vas alguna vez de fiesta con tus amigas?

No.

¿En qué forma te diviertes?

Me divierto cuando voy a la feria y me encuentro con otros comerciantes y conversamos lo que nos pasa y como alguna golosina con mis hijitos.

¿Qué cosas te gusta hacer?

Pues me gusta ir a las ferias.

¿Crees que el ser indígena te facilita la vida o te la pone más difícil?

No, la gente nos maltrata por ser indígenas. Hay veces que nos dicen indias, verdugos, apestosas, todavía hay mucha discriminación.

 

Juana Yanzaguano

Me llamo Juana Yanzaguano, tengo 57 años, estoy separada, no he estudiado, soy de la comunidad de Chibuleo, desde pequeña trabajo en la venta de hortalizas, soy ama de casa y cuando me quedo en casa trabajo en la agricultura y cuidando animales.

Juana Yanzaguano

¿Cuántos hijos tienes?

Tengo seis hijos.

¿A qué edad fuiste mamá?

Fui mamá a los 17 años.

¿Qué estudios tienes?

No he ido a la escuela.

¿Intentaste algún trabajo antes de dedicarte a la venta ambulante?

No, siempre desde niña he venido a la feria con mi madre y vender lo he aprendido de ella.

¿Qué vendes?

Ajo, cebolla blanca, paiteña, limón, zanahorias y algunas frutas de temporada.

¿Nos puedes contar un día de tu vida?

Me levando muy temprano, tengo que tostar y moler machka (La máchica –“machka”en kichwa- es una harina que se elabora comúnmente sobre la base de cebada tostada y molida, pero se la hace también de maíz tostado y molido, o trigo tostado y molido) para mis hijos, de allí hago el cafecito, caliento agüita para que se bañen, voy a ver a los animales. Cuando hay leche, saco la leche hasta eso mis hijos ya se van a la escuela, de allí bajo a la feria, pues vendo en la tarde, y regreso a la casa como a las 10. Hay veces que no puedo ver si mis hijos han hecho la tarea.

¿Cuándo te levantas?

A las cuatro de la madrugada.

¿Dónde consigues la mercancía para vender?

En el mercado mayorista de Ambato.

¿A qué lugares vas a vender?

Solo en las calles de Ambato, para ir a las ferias necesito madrugar pero no hay quien mande a la escuela a mis hijos.

¿Quién te pone problemas en la venta?

Los policías municipales, ellos nos tienen como ladrones; antes me dieron un puesto (Existen puestos en mercados municipales que facilitarían el trabajo más formal) pero me salí, no vendía nada en los rincones oscuros de un mercado conocido, en tres días vendí 10 dólares, toda mi mercadería se me dañó, por eso salgo a las calles.

¿Vas con alguno de tus hijos a vender?

Sí, hay días en que no los mando a la escuela para que me ayuden a vender para poder comprar materiales y darles dinero para la colación de ellos mismos.

¿Cuál ha sido la máxima cantidad de dinero que has conseguido en un día?

En las navidades me gusta salir a vender con mis hijos porque se vende bien y me gano 20 dólares y me regalan ropita, caramelos y cositas para mis guaguas (Pequeños, niños)

¿A qué hora vuelves a tu casa, después del trabajo?

Como a las 10 de la noche, pues como ya llego tarde del mayorista y hacer atados funditas y desgranar las cositas que vendo en la tarde ya me toca ir muy noche.

(Juana desgrana distintos productos, como maíz, guisantes, ajos y los pone en bolsitas para venderlos)

¿Cuántos días trabajas por semana?

Casi todos los días, solo no bajo cuando hay mingas en la comunidad.

¿Te ayuda el padre de tus hijos en su cuidado, alimentación, vestido…?

No, hace cinco años que se fue de la casa y no ha vuelto para nada, no se sabe por dónde ande.

¿Vas alguna vez de fiesta con tus amigas?

No.

¿En qué forma te diviertes?

Me divierto cuando voy a la feria y me encuentro con otros comerciantes y conversamos lo que nos pasa.

¿Qué cosas te gusta hacer?

Pues me gusta cuidar animales y bajar a las ferias.

¿Crees que el ser indígena te facilita la vida o te la pone más difícil?

Me la ha puesto muy difícil, no comprendo muy bien el español y tengo dificultades para comunicarme con los profesores.

¡Gracias Juana, Carmen Elena, María Juana, ojalá dando a conocer vuestras trabajosas vidas consigamos ayudas para mejora de la comunidad!

 Entrevista realizada por: Hortensia Hernández

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies