Revista con la A

26 de mayo de 2017
Número coordinado por:
Hortensia Hernández
51

Alzamos la voz con las mujeres de Chibuleo

Signo de Tauro

ocho-zodiaco vacaSegundo mes de la Primavera. (21-23/4 al 21-23/5) Signo de Polaridad femenina y Tierra fija. Planeta regente Venus.

La energía zodiacal representa una ley cósmica donde se produce una alternancia de acción y reacción: al movimiento se opone la resistencia, a la acción la organización, al calor el frío, y esto permite la aparición de la materia que no es otra cosa que energía organizada. Rueda Zodiacal que es similar a un río, donde la energía es una pero su comportamiento depende de las condiciones del paisaje que transita.

Esta segunda y poderosa manifestación de la energía que llamamos Tauro es femenina, capaz de detener a Aries con el objetivo práctico de la productividad, propio de la Tierra, que fija y establece el ritmo primaveral dando continuidad a la estación. Ambas manifestaciones tienen un objetivo común, la vida. Tauro aparece como la reacción a la acción de Aries cuya energía debe ser empleada. Si Aries continuara, sería sólo fuerza vital; detenerla, utilizarla y domarla supone convertirla en forma y sustancia para la conservación de la vida. En biología el espermatozoide masculino fecunda al óvulo femenino, la vida se organiza; en botánica la semilla contiene tanto la fuerza como la sustancia, y ésta permite a la planta alimentarse y fijar la vida a través de las raíces, que se extienden para seguir procurando alimento. La energía recta se curva, la vertical del tallo se convierte en horizontal de raíces y ramas. Lo alto se convierte en robusto, seguro y firme.

Primero nacer y respirar (Aries), después comer y progresar (Tauro). Históricamente, los pueblos conquistadores dan paso a los colonos, el guerrero al hortelano, la agresiva espada se convierte en el pico y la pala que cuida y protege la tierra; al rojo de la sangre le sigue el verde de la vegetación. Y comienza la explotación de recursos de la Tierra que dará lugar al desarrollo de la economía, razón por la que la energía de Tauro está asociada al dinero.

arbol-zodiaco carros-zodiaco neno-zodiacoSigno de alimento y garganta (desde el labio superior hasta los hombros), esta energía no prospera en la intención de conquista sino de conservación, no caza, cocina y se come la presa, los límites de su objetivo no los marca el horizonte, pone límite a sus posesiones y vallas al campo que registra a su nombre. Signo de propiedad y conservación.

El carácter de Tauro lo marca el cuidado de la huerta y el toro, que en este signo es domesticado, convertido en el buey ungido con el yugo del trabajo, vaca sagrada símbolo de abundancia y alimento. Si en Aries se comprendían sus cualidades y defectos en base al comportamiento de la energía, en Tauro ocurre igual. Tauro reacciona ante Aries oponiéndose a la rapidez con lentitud, al riesgo con la seguridad, al abandono con la resistencia, lo que supone un carácter con cualidades de constancia, paciencia y perseverancia, que determinan sus defectos tales como la obstinación, tozudez, repetición, que surgen de su necesidad de quedarse en la experiencia sin cambiar, su intención no es tender a lo nuevo, ya sea una relación, un trabajo o una opinión. Necesita hacer más amplia y productiva la tierra que labra, la opinión que conoce o la relación que tiene. Esta energía es duradera y conservadora en sus afectos y defectos, lo que supone fidelidad, tanto a su origen como a su vida, celos por posesión y fidelidad por necesidad no por moralidad. Esta energía hereda la tierra conquistada y las personas Tauro heredan una genética, una memoria, unas costumbres, tradiciones, posesiones y, como consecuencia, esclavitudes. Esto las hace tradicionales y conservadoras, consecuencia de su reacción ante el riesgo constante de Aries. La vida está presente y hay que conservarla, al territorio conquistado hay que sacarle provecho, asegurarlo y poseerlo. Si Aries es existencia, Tauro es supervivencia, si la palabra clave de Aries es vivir, la de Tauro es tener y, como las plantas, si se suelta de la tierra que lo acoge y lo nutre, si no es de sus raíces -llámense éstas: costumbres, familia o patria- muere.

venus-zodiacoEs una energía sensual, como la tierra y la vegetación, de materia, de cuerpo, y es consciente de él como de la tierra que pisa, sensualidad que despierta en la primavera, como ocurría en Aries, pero sin su urgencia. Tauro no tiene prisa, es el despertar de los sentidos sin sentido del tiempo, todo está vivo, joven y la vida renovada borra todo recuerdo de la muerte invernal. Su naturaleza animal e instintiva es fundamentalmente sensorial, el placer del tacto, del olfato, del gusto le hacen excederse en los placeres, con sus riesgos y beneficios. Es sabido que Tauro disfruta con el olor de la Tierra, el color y sabor de sus frutos, la visión de sus propiedades, el tacto de lo que le rodea. Su yugo es el trabajo, el toro domado convertido en buey ungido por la cerviz, la cabeza a la tierra y su intención en la constante repetición del surco, del cuidado de aquello que le nutre y asegura la vida, no hay libertad en esto. Es la primera Tierra, las otras dos, Virgo y Capricornio, aplicarán mejores métodos y más inteligencia, aquí las herramientas son las manos, un pico y una pala, trabajo, esfuerzo y pocos medios y sobre todo resistencia ante una naturaleza hostil. Conserva en su carácter parte de los dos animales, la ira de Tauro, de lento crecimiento, es la del toro indomable que sólo aparece si se ve atacado, pero su intención es práctica, por lo que el buey se muestra esclavo y sumiso de sus responsabilidades, como todos los signos de tierra, encargado de extraer provecho y energía para asegurar la vida.

Venus es su regente, se encuentra poderosa en dos signos, Tauro y Libra. En Tauro preside el amanecer de la vida, alba del día y del ciclo solar, primavera, estrella matutina. En Libra, séptimo signo del Zodíaco, aparece en el crepúsculo del día y la experiencia, principio del otoño, por lo que acompaña al Sol cuando amanece y cuando atardece, momentos donde su brillo es más visible, de ahí que se la considere hermana del Sol y transmisora de su luz. En Tauro, Venus es indomable y salvaje como la Naturaleza que en esta época se muestra exuberante. Diosa de la belleza y el placer, llamada por la astrología “el pequeño benéfico”, se presenta desnuda, sensual, sin ningún adorno ya que su belleza no tiene rival que la sustituya, tan sólo un cinturón que veremos presente en Libra, signo de riñones, que marca los atributos femeninos del contoneo y la seducción que en Tauro son los pechos, incitando a la sensualidad y al alimento (presente en psicología durante la fase oral).

Pero la diferencia en la naturaleza de la Venus de Tauro es que su exuberancia y naturalidad podría compararse, en la mujer, a la belleza exultante de Sofía Loren o Marylin Monroe, mientras que en Libra la belleza se suaviza con las proporciones clásicas y perpetuas de la Venus de Milo, la primera es natural e instintiva, la segunda un ejercicio de cultura y civilización. Debido a todo esto, las personas de Tauro, si su Venus es poderosa, poseen sensualidad, atractivo y belleza, en el caso de la mujer con formas femeninas muy marcadas, labios gruesos, caderas anchas, pechos llamativos, y como signo de garganta buena voz y sentido del gusto. La garganta es, en el cuerpo humano, “la puerta estrecha”, guardián de todo lo que entra y sale para construir y asegurar la vida, lo que hace a las personas del signo buenas cocineras y comensales. La garganta es también símbolo de ambición, en ella se encuentra situado el quinto shackra, relacionado con la glándula tiroides y cuyo mal funcionamiento provoca, entre otras cosas, problemas de imagen y un excesivo culto a ella, como instrumento del que puede valerse Tauro para conquistar prestigio y seguridad económica.

Es el segundo signo del Zodíaco razón por la que el número 2 se relaciona con la economía y el dinero, lo que hizo que expertos y expertas en numerología advirtieran que el cambio de era traería consigo conflictos y cambios en el mundo económico a nivel global.

TAURO Gobierno de Venus, Diosa del amor y la sensualidad.

Geometría: Detención de la recta. Líneas curvas

Naturaleza: Control del crecimiento. Florecimiento y frondosidad de la planta. Fijeza de la Primavera.

Evolución Histórica: Colonización de territorios. Asentamiento. Labranza de los campos. La huerta.

Fisiología: Mandíbula inferior, cuello y nuca.

Temperamento: Energía orgánica. Control. Poder. Productividad. Paciencia.

Necesidad de seguridad.

Fidelidad (a sus principios).

Gran capacidad de trabajo. Sensualidad, Concentración.

Tozudez, obstinación, celos, posesividad, egoísmo, ira.

Rige: La Vegetación, terrenos, cultivos, bienes inmuebles, dinero, mundo financiero.

Color: Verde

Mineralogía: Cobre, Ágata, Jade. Piedras verdes.

Botánica: Verduras y hortalizas. Flores.

Dolencias: De garganta y cuello: anginas, tiroides, paperas, dolores cervicales. Problemas circulatorios

Elemento: Tierra

Polaridad: Femenina

Impulso: Fijo

Día: Viernes

Son, en términos generales, las cualidades de este signo. Para todas las personas Tauro representan una parte de su destino personal marcado por la necesidad de asegurar su vida y patrimonio a través de una economía saneada y una vida física y emocionalmente segura, aunque tengan que atender y entender esa necesidad, precisamente, porque se vean enfrentadas a los conflictos derivados de la inestabilidad con que se encuentran si no cuidan este aspecto de su vida. Pero es sólo una parte de su temperamento y forma de vida, como dije con Aries, ésta es la segunda letra de un alfabeto mucho más amplio y complejo, os animo a observar la relación entre los problemas de garganta y el dinero, o cómo el peso del trabajo y las responsabilidades de todo tipo se fijan en problemas de cervicales y una forma de andar con la espalda encorvada, resultado del yugo de las esclavitudes a las que suelen comprometerse. Por ejemplo.

En el próximo número os hablaré de la Mitología y previsiones para las y los nacidos en este signo solar.

 

FotoMariaGarridoREFERENCIA CURRICULAR

María Garrido Bens es astróloga, con una experiencia profesional de 35 años como docente y consultora en el campo de la Astrología tanto personal como mundial. Experta en Lenguaje Simbólico y Mitología aplicada a la Psicología. Profesora de Evolución Mental, Sanación y Meditación.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies