Revista con la A

25 de marzo de 2017
Número coordinado por:
Rosario Segura Graiño
50

Mujeres gitanas luchando por la igualdad

Signo de Capricornio. Mitología y Predicciones

capricornioCapricornio representa el “Finisterre” zodiacal, la última de las tres energías de tierra que partiendo de la creación se ha formalizado en materia compacta, visible y realista. Y así como el signo anterior, Sagitario, representaba las leyes y regulaciones, los sistemas de comunicación extensos por tierra, mar y aire, que permitían que las diferentes comunidades se interrelacionaran, Capricornio indica la cota más alta alcanzada por el sistema evolutivo. Las ideologías personales y colectivas manifestadas en Sagitario y defendidas por rituales sagrados, cuyos orígenes se encuentran en antiguos mitos y leyendas, explican los avatares de la evolución. En Capricornio el ritual más representativo tiene que ver con los festejos navideños.

La Navidad arranca del culto a la gran madre de los dioses y su amante o hijo, muy popular bajo el Imperio Romano. En Siria y Egipto los celebrantes reunidos en capillas interiores salían a medianoche el 25 de Diciembre al grito: “¡La Virgen ha parido, la luz está creciendo!”. Celebraban la Natividad del sol, ya que al comenzar el solsticio de invierno, con la noche más larga, los días se acrecentaban y crecía la esperanza de un mundo más protector y vital en oposición a los rituales del signo opuesto: Cáncer, comienzo del verano, donde se encienden hogueras para que el Sol, que ha llegado a su máximo no pudiendo sino decrecer, se anime a seguir dando luz y calor y, por tanto, cosechas.

Los egipcios representaban al recién nacido sol por la imagen de un niño que sacaban al exterior para presentarle a sus adoradores.

Mitra, dios del sol en la mitología persa, era recordado y celebrada su natividad el 25 de Diciembre. En el cristianismo, los evangelios nada dicen de la fecha de nacimiento de Cristo y en un principio éste no era celebrado. Posteriormente, los cristianos de Egipto eligieron el 6 de Enero, costumbre que se extendió por Oriente, pero Occidente no lo adoptó hasta el siglo IV en que tomaron, también, el 25 de Diciembre para la celebración. Según un escritor sirio cristiano la decisión fue tomada porque tanto los paganos como los cristianos seguían manteniendo la celebración al nacimiento del sol y de esta forma solucionaban conflictos.

El símbolo más arcaico de Capricornio es, probablemente, el pez-rebeco, asociado en la mitología griega con Pan, dios de los campos, los ganados y los pastores. Hijo de Zeus, vino al mundo con piernas, cuernos y pelos de macho cabrio; le educaron las ninfas y vivía en las cuevas desde donde protegía los rebaños, siendo también dios de la música atribuyéndole la invención de la Flauta. Curiosamente le estaba consagrado el Pino, el árbol por excelencia de la Navidad, con forma piramidal capricorniana, vestido de luces cuyo significado explicaré después.

JANO. Al signo de Capricornio o solsticio de invierno se le conoce como “la puerta de los dioses”, mientras que a su opuesto, Cáncer, se le conoce como “la puerta de los hombres”. Ambos solsticios suponen los límites del recorrido solar y, por tanto, de la luz, mientras que la entrada del Sol en Cáncer representa el día más largo después del cual la luz decrece; la entrada del Sol en Capricornio supone la noche más larga, anunciando que a partir de ese momento la luz comienza a crecer. Estos dos puntos o puertas solstilciales se representaron en la mitología por las columnas de Hércules, en la Cábala por los dos pilares del Árbol de la Vida, y en la cultura cristiana por los dos San Juanes, el Bautista y el Evangelista. Ambos tienen su equivalencia con la figura más importante de estos solsticios representado, sobre todo, en la puerta de los dioses, me refiero al Jano Bifronte, de origen latino, cuyo busto aparece con dos caras, una de ellas la de un anciano indicando el futuro con la cara en la oscuridad, la otra de un adolescente representando el pasado y la cara luminosa.

kingsSe le representa también como andrógino con dos rostros, femenino y masculino, ambos llevan una corona de poder, símbolo de elevación y de potencia tanto en el orden espiritual como en el material. En una mano, del lado masculino, un cetro y en la otra, del lado femenino, una llave. El cetro es emblema de poder real y la llave de poder espiritual que abre y cierra las puertas de las épocas. Ambos tienen dos atributos, Majestad y Belleza, que se relacionan en la Cábala con los dos pilares del Árbol de la Vida , uno el de la Justicia y el otro de la Misericordia. Aunque es bifronte, tiene un tercer rostro invisible porque el presente, en la manifestación temporal, apenas constituye un inaprehensible instante. Estos dos rostros y sus atributos han dado unidad a las Iglesias y Estados, a lo largo de los tiempos, siendo en muchas civilizaciones el título de rey equivalente al de dios, de donde proviene la unión de Iglesia-Estado.

Este dios, también llamado “el Señor del triple tiempo” o “Señor de la Eternidad” y considerado como el dios de la Iniciación, se representa más comúnmente portando dos llaves, las que abren las puertas sostilciales, una de oro y otra de plata, la de los “grandes misterios” relacionada con el poder espiritual y el Paraíso Celeste, y la de “pequeños misterios” relacionada con el poder temporal o Paraíso Terrestre que, en ocasiones, era reemplazada por el cetro. Ambas puertas dividen el ciclo Zodiacal en dos mitades o vías de conocimiento, en los cuales no me puedo adentrar porque me llevarían a temas más extensos y profundos, permitiendo mostrar a la Astrología tradicional como algo más que un conocimiento adivinatorio, ya que tiene la categoría de conocimiento iniciático enlazada como parte integrante de la “Ciencia sagrada”. Todos los atributos de Jano los tomó, posteriormente, la iglesia cristiana representando a Cristo con el cetro real y la llave de los cielos, a quien la liturgia le dice en la Navidad: “Tú eres, oh Cristo esperado, la Llave de David y el Cetro de la casa de Israel, Tú abres y nadie puede cerrar y cuando tú cierras nadie podría abrir ya”.

Jano significa portero, el que abre y cierra las puertas del ciclo anual, que ha dado origen al nombre del primer mes del año Jano-Ianus-Enero, así como al Ianuario o calendario. Es el antecesor de Pedro, el portero cristiano. A este dios, Jano, le consagraban los romanos las puertas de las casas y ciudades, y en la época de las Navidades celebraban sus festejos llamados saturnales, en los que los señores cedían sus puestos a los siervos y todos se hacían regalos de monedas que, por un lado, llevaban la doble cara de Jano y, por la otra, una embarcación, símbolo del espacio. Las Llaves y la barca fueron posteriormente atributos asumidos por la Iglesia católica. Estos dos rostros y puertas de Jano abren la luz y el misterio del significado mítico del Hombre-Dios, por cuyo nacimiento en el mes de Capricornio se celebran cada año, en múltiples lugares, las fiestas de la Navidad.

arbolicoCuando se abre la puerta solsticial del signo de Cáncer se produce el nacimiento del hombre dentro de un tiempo de luz máxima exterior a la que no le queda otra que decrecer. En cambio, al abrir la puerta solsticial del signo de Capricornio se produce el nacimiento del niño dios, en un tiempo de oscuridad celebrado con luces que ejemplifican la luz interna. Así, nació el hombre en el comienzo del verano y en Capricornio ese hombre, alcanzado el Conocimiento, comienza a desarrollar un dios interno aún niño.

heraHERA, “La Señora”. Hija de Cronos y Rea, y por tanto hermana de Zeus, es la diosa más grande de la mitología olímpica. Se la conoce sobre todo como esposa de Júpiter, una esposa celosa, violenta y vengativa que, ante las constantes infidelidades de su esposo, le persigue y trata de vengarse destruyendo y matando a sus innumerables amantes y a su también innumerable descendencia. Sin embargo fue mucho más poderosa que eso ya que, para los griegos antiguos, antes que esposa y arquetipo de la unión en el lecho nupcial, era la diosa madre de la tierra, aunque no destaca como madre de sus criaturas. Para poseerla Zeus se disfrazó de cuco, apareciendo ante ella medio muerto de frío, ella trató de reanimarlo y darle calor acariciándolo y apretándolo contra su pecho, momento que aprovechó Zeus para recuperar su apariencia y poseerla. Ella le pidió que reparase su falta por lo que Zeus la desposó. A partir de ese momento y a su lado reinó bella y majestuosamente en el Olimpo. La importancia de Hera ha quedado atestiguada por su presencia en casi todos los mitos olímpicos y por el gran número de edificaciones erigidas en su honor. De hecho, se cree que Hera pudo haber sido la primera a quien los griegos dedicaran un santuario en un templo cerrado con techo, algo inusual teniendo en cuenta que los altares y rituales a los dioses se celebraban en el exterior, frente a los templos posteriormente reemplazados por el “Hereo”, uno de los mayores templos griegos de la historia dedicado a Hera. Los templos de Hera -en los dos centros principales de su culto: el Hereo de Samos y el Hereo de Argos- fueron los primeros tempos monumentales construidos por los griegos, en el siglo VIII a.C. Incluso el templo conocido como “Templo de Poseidón”, fue reconocido en los años 50 como templo de Hera.

Cuando os hablé de Júpiter comparé su descendencia ilimitada con la capacidad creativa de la mente superior, mientras que Hera representa las limitaciones que existen, en el mundo de las ideas, para que éstas sean llevadas a la práctica siendo así útiles a la humanidad. Por tanto, y en este aspecto, Hera, como toda la simbología de Capricornio, significa la limitación de todo lo que nace como forma material sometida, por tanto, a sus leyes.

Cuando se la juzga como vengativa y celosa, cualidades muy comunes otorgadas al género femenino por el patriarcado, se obvia algo mucho más importante de su figura: el matrimonio con Zeus es un matrimonio entre pares, tanto es así que hay investigadores que creen que Hera es el femenino de Heros, Señor, así como que la imagen de culto tradicional de Hera era más antigua que la imagen guerrera de Zeus que la acompañaba, además de ser llamado, a menudo, Zeus, Hereo que significa “consorte de Hera”. Sus constantes disputas tienen más que ver con una pugna por el poder. Zeus depende totalmente de las figuras femeninas con las que se relaciona y, sobre todo, depende de Hera. Con ella tiene un contrato indisoluble que le hace estar permanentemente unido al mundo de la forma, y también a las leyes mundanas que la rigen como son la decencia y la responsabilidad. Al tiempo, la tensión que para él supone la constante intervención de Hera en todas sus manifestaciones y aventuras le mantiene vital y creativo. Hera, en sus constantes intentos por igualarse en poder a Zeus, llega a engendrar un hijo por sí misma demostrando que podía hacer lo mismo que su esposo, al que trata de destronar confabulándose con otros dioses, algo que no llega a conseguir porque Zeus la descubre colgándola de una nube, aunque después se apiada de ella y la perdona. Homero, en la Ilíada, describe la relación entre ambos cuando Hera le dice a Zeus “También yo soy una deidad, nuestro linaje es el mismo y el artero Crono engendrome la más venerable, por mi abolengo y por llevar el nombre de esposa tuya, de ti que reinas sobre todos los mortales”… Tanto es así que ha habido investigaciones que creyeron que fue originariamente diosa de un pueblo matriarcal, presumiblemente habitantes de Grecia anteriores a los helenos. Sin embargo, los matriarcados, considerando que representen una sociedad en la que las mujeres sean el único género con poder, nunca existieron. De esta forma Hera, su poderosa presencia, sus constantes reclamaciones de respeto en la igualdad es, con toda la furia que le permite quien debe ser en justicia, una de las diosas más omnipresentes y poderosas que lucha por el poder femenino en un entorno heteropatriarcal. Yo la consideraría feminista.

Predicciones: las personas nacidas bajo esta energía o con el ascendente en Capricornio son las que, personal y físicamente, están notando más el tránsito de Plutón por Capricornio. En su momento os conté que la entrada de Plutón en Capricornio, en enero del 2008, provocó la crisis global económica, política y de aceptación de un Sistema que necesitaba cambios porque se hundía. Crisis que, de una u otra forma, en diferentes campos de la vida y con diferente intensidad, afecta a todo el mundo. Las nacidas en este signo especialmente. Es un tránsito que provoca cambios profundos, físicos y mentales, hundimiento, enfermedad y la posibilidad de regeneración bajo las normas que el tránsito exige. Muy probablemente y en tiempos distintos, según la fecha de nacimiento, pueden haberse encontrado o lo harán en una situación de depresión física, por enfermedad o vejez, o psíquica por cambios en su situación social o profesional y por tanto económica. Pueden sentirse solas, incomprendidas y necesitadas de un cambio que en vez de elegir ha sido impuesto. Probablemente han tenido que cambiar de domicilio, no una sino varias veces, con las consecuencias que suponen las mudanzas y el desarraigo unido a todo lo anterior. En ocasiones la necesidad de cambiar, si es que se elige, comienza por necesitar cambiar de imagen, de peinado o de forma de vestir, o más luz, color y espacio en el propio hogar para acabar cambiando de casa. La familia habrá sufrido cambios bien porque hayan aparecido nuevos miembros, como el caso del nacimiento de un bebé, se haya producido la muerte de alguien, o porque retornen al hogar los que tuvieron que abandonarlo voluntaria o forzadamente. En el caso contrario puede ocurrir que haya quien se mude o se independice, en cualquier caso se producen cambios de hogar o en el hogar, tanto en el domicilio como en los miembros de la familia. Al final del proceso se siente que ha comenzado una nueva etapa en la vida y la estructura del hogar y la familia ha sido alterada así como las relaciones establecidas entre sus componentes. Las personas con una mente abierta llevarán mejor estos acontecimientos y posiblemente sientan que se incrementa su intuición y creatividad mental e intelectual, pero para aquellas con una racionalidad acusada o inmovilistas será más difícil aceptar la serie de cosas que empiezan a suceder y que antes no lo hacían.

Conviene cuidar las personas con que se relacionan y las transacciones que se hacen, ya que es posible que les engañen o bien que se mal interprete lo que les dicen. Suele ocurrir que la mente está más preparada y abierta a captar las situaciones y pensamientos ajenos, pero las personas no estamos educadas a prestar atención a este tipo de intuiciones y no se suele distinguir lo que se capta de los y las demás de lo que nuestros miedos nos indican. En cualquier caso, conviene prestar atención y dedicar tiempo para reflexionar sobre los detalles, tanto del comportamiento ajeno como de sus consejos, y evitar que la confusión lleve a situaciones tramposas. Esto es aconsejable, sobre todo, en los casos en que haya que firmar algún documento por lo que convendría asesoramiento legal. En el caso del estudiantado, con problemas en el aprendizaje o si hay dudas sobre la carrera o los estudios que se estén realizando, conviene reflexionar sobre los temas que pueden interesar, quizás más creativos como los que tengan que ver con la música o el arte, o bien más enigmáticos y profundos como la psicología, la metafísica, el ocultismo o la astrología, temas por lo que pueden sentir atracción y que pueden ayudar a entender la situación que atraviesan o a definirse vocacionalmente.

En cualquier caso conviene la prudencia, son tantos los cambios a los que se enfrentan que aquellas personas con tendencias depresivas, o una mentalidad más débil, pueden sentirse caóticas sin saber qué camino tomar ni entender qué les está pasando ni por qué les pasa, lo que puede conducirles a una profunda confusión mental que les puede hacer sentir aislamiento, soledad, falta de comprensión y, en ocasiones, sentimientos de culpa o infravaloración. En este sentido, el miedo y la falta de confianza pueden originar una profunda inseguridad personal que puede conducirles a apartarse de la vida, de sus sentimientos y de sus relaciones. En casos así puede ser muy beneficioso acudir a una o un buen profesional de la psicología.

Si por el contrario sienten atracción a participar en trabajos o causas altruistas o curativas conviene que establezcan límites en referencia a la ayuda que deban prestar, aunque sea a un familiar, son límites necesarios que hacen que la ayuda sea más eficiente y evitan que se agoten y al final necesiten la ayuda que querrían prestar. Podría ser un buen momento para aceptar un puesto en el extranjero que proporcione más nivel profesional.

Hay cosas que parecen alarmantes sobre todo porque anuncian cambios y estos siempre dan miedo, sin embargo los cambios pueden ser necesarios y conducir a situaciones que, con el tiempo, pueden descubrirse muy positivas encauzando una vida nueva y renovada.

Cuidar el sistema nervioso, también el descanso sin interrupciones porque puede que se duerma mal y a saltos, el sitema digestivo sobre todo el funcionamiento hepático y los huesos. Se han intensificado los problemas óseos en todas las personas y a las nacidas en este signo más, es posible que necesiten implantes o trasplantes y en cualquier caso deben ser previsoras y acudir a una o un profesional para revisiones periódicas que eviten recaidas y empeoramientos.

Crisis nerviosas o relacionadas con el mal funcionamiento del cerebro o el sistema nervioso que pueden alterar la motricidad. Para todo el mundo los huesos y los implantes.

Como siempre advierto son predicciones generales para un signo, el de Capricornio, y son muchas las personas que nacen bajo esta energía, muchas cosas serán coincidentes pero muchos detalles las hará distintas, por eso aplicar estos diagnósticos particularmente sin tener en cuenta los datos personales los hace menos rigurosos aunque funcionan. Suerte.

 

 

FotoMariaGarridoREFERENCIA CURRICULAR

María Garrido Bens es astróloga, con una experiencia profesional de 35 años como docente y consultora en el campo de la Astrología tanto personal como mundial. Experta en Lenguaje Simbólico y Mitología aplicada a la Psicología. Profesora de Evolución Mental, Sanación y Meditación. En la actualidad ocupa el cargo de Tesorera de la Asociación con la A.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR