Revista con la A

25 de noviembre de 2017
Número coordinado por:
Lucía Melgar
54

Refugiadas, desplazadas, inmigrantes: urgencia y solidaridad

Piscis. Mitología y Predicciones

Este último signo, donde se mezcla el final de la época invernal y los vestigios de la nueva primavera, es profuso en su multiplicidad de símbolos arcaicos y complejos que aúnan los principios con los finales, el bien con el mal, la videncia con la locura, el comienzo de la vida y el retorno al paraíso urobórico, permitiendo romper las cadenas que encierran la experiencia vital en un continuo devenir limitado por el mundo material y finito donde el pez malva, que mira hacia arriba (Piscis), marca el camino de la evolución espiritual hacia un mundo no limitado por la forma y la encarnación, y el pez rojo de abajo (Aries) supone la esperanza que permite volver a empezar si la experiencia vital, individual o colectiva, ha supuesto un fracaso. Ambos peces, unidos en sentido inverso por una especie de cordón umbilical, representan experiencias extremas contenidas en el símbolo femenino y maternal del mar, donde se gesta el principio de la vida y al que todo retorna para ser disuelto, situando a la humanidad en el mundo de la indiferenciación, donde lo personal e individual se borra para dar origen a lo colectivo, universal e ilimitado. Experiencias que suponen un riesgo para las personas piscianas porque pierden los límites de la individualidad que les llevan a un profundo psiquismo donde confunden lo propio y personal con lo ajeno y colectivo, dando origen a la verdadera videncia con el riesgo, si no sabe distinguir la indiferenciación de su experiencia personal, de caer en la locura.

Desde el punto de vista social y pagano pertenece a este signo el ritual de los carnavales, que terminan con el entierro de la sardina, previos a la celebración de la Semana Santa. Sardina que no es otra cosa que el pez de Piscis. Los carnavales se celebran normalmente en fechas variables que van desde finales de febrero a primeros de marzo y cuya antigüedad algunos historiadores cifran en 5.000 años. Su significado implica la inversión del orden establecido permitiendo que se manifiesten, libremente, todos los vicios y cualidades inferiores y así poderlos aceptar, reconocer y evitar, al manifestarlos, que se enconen y acaben eclosionando con virulencia si se les reprime. Manifestación que los hace más inofensivos ya que pierden fuerza y pueden canalizarse en formas menos peligrosas.

El dios Dionisos (Baco), dios del vino, presidía en sus comienzos los carnavales, permitiendo a los participantes llegar a un estado de embriaguez y éxtasis a través del consumo de alcohol, lo que rompía los límites del control ejercido por la moral o las costumbres autorizando una experiencia catártica, manifestando sin limitaciones la constante pugna entre lo instintivo y lo civilizador. Este dios símbolo pisciano junto a otros, como Osiris o Quetzalcóatl, guardan similitud con el Cristo en tanto son figuras que mueren desmembradas, sacrificadas y renacidas, siendo a su vez salvadores de la humanidad. Dionisos es más una especie de Cristo sombrío que permite explorar tanto el mundo instintivo y cruel de la Naturaleza como el éxtasis que conduce al misticismo espiritual.

Llegar a este estado supone preservar cierto grado de intimidad, de ahí los disfraces y las máscaras. Existen muchos tipos de máscaras dependiendo de su uso, las hay funerarias, de teatro y carnavalescas. La simbología de Piscis enlaza con la máscara carnavalesca porque a la vez que oculta permite, desde la catarsis, revelar las tendencias inferiores de la vida y el psiquismo personal, consiguiendo la liberación de sus efectos negativos al reprimirse.

El entierro de la sardina es una ceremonia que anuncia el fin de los carnavales, entierro que se parodia con una especie de cortejo fúnebre que termina con la quema de esta figura simbólica que representa todos los excesos, evidenciados con el desenfreno de la fiesta carnavalesca, y el pasado con sus pecados, errores y fracasos. Enterrada o purificada a través del fuego puede renacer y transformarse en un nuevo ciclo con nuevas oportunidades.

De todos los símbolos posibles, muchos anteriores a los panteones griegos, la figura de Cristo, del que os he hablado anteriormente, conduce al ritual por excelencia del cristianismo: la celebración de la Resurrección de Cristo, única fiesta celebrada durante los tres primeros siglos desde su nacimiento que, con el tiempo, fue ampliándose alrededor de la Semana Santa cuyo principal día, el domingo de Gloria, celebra el misterio de la Resurrección, periodo variable que transcurre entre marzo y abril y donde es necesario que el domingo de Resurrección se celebre con posterioridad al 22 de marzo, cuando la experiencia de Piscis ha acabado y el equinoccio de primavera, que conduce al signo de Aries, dé entrada al renacimiento de la Naturaleza y la vida que contiene.

El origen de la Santa Misa se remonta a los primeros tiempos de la Iglesia, cuando los apóstoles y los primeros cristianos se reunían recordando la Resurrección. Hoy día se tiene poco conocimiento sobre el simbolismo de la Semana Santa, la Resurrección o la celebración de la Misa y, aun así, su importancia la testimonian los numerosos templos que la arquitectura ha ido dejando a lo largo de la historia. Los rituales son importantes porque concentran, mantienen y purifican aquello a lo que se rinde culto, en este caso la misa rinde culto a la vida y sobre todo a la muerte y resurrección de su imagen simbólica: Cristo, en quien se aúnan la limitación de su humanidad y el poder ilimitado de su divinidad.

La celebración de este ritual requiere de un templo perfecto, razón por la que los  alquimistas ayudaban a los arquitectos en su construcción. Deben ser réplicas terrenales de los arquetipos celestiales, representación del macrocosmos y microcosmos, imagen del mundo y del hombre (sí del hombre) y la vía por donde el hombre puede elevarse hasta la divinidad. Geométricamente se construyen en base a dos figuras: el cuadrado o rectángulo símbolos de la Tierra, y el círculo símbolo celeste. Los templos han ido variando según su uso y cultura, pero siempre ha sido de especial relevancia en ellos la orientación y el tratamiento de la luz, fueran o no cristianos. Los conocimientos sobre las relaciones entre la luz y la arquitectura proceden de otras culturas, como la egipcia que rendía culto al dios solar Horus, sus templos se orientaban hacia el sol naciente para que la luz penetrase hasta la cámara sagrada iluminando al dios. El cristianismo trató de asimilar y transformar el culto al sol transmutando sus símbolos en la persona de Cristo que identificaba con el “Sol Naciente”, como “Luz del mundo” que anuncia el paraíso, considerando que padeció y murió mirando a la parte del Oriente.

Como ejemplo del tratamiento de la luz, en la arquitectura sagrada encontramos que el románico, donde prima mas el rito sacro que el arte, posee un interior que debe ser sencillo, fuerte, oscuro y recogido, sobre todo en sus principios, la iluminación escasa crea un ambiente de luz tamizada que invita al recogimiento. El interior es un espacio-camino que marca el itinerario desde la oscuridad del mundo hacia la entrada donde la luz avanza lentamente hasta el altar como lugar más significativo del encuentro con  Dios, convirtiendo ese camino en el de salvación. Por el contrario, la construcción del gótico posee unas proporciones mucho más esbeltas, pero también más sobrehumanas y sobrenaturales que las del edificio románico, la verticalidad parece elevarse en oposición a la gravedad y los grandes ventanales, cubiertos de vidrieras policromadas, dan la impresión de que la luz traspasa las paredes que parecen transparentes. La luz deja de ser natural para convertirse en trascendental y sobrenatural una vez que es tamizada por los tonos predominantemente rojos, azules y amarillos de los cristales. No hay camino hacia la búsqueda de Dios porque Dios está en todo el templo manifestándose con la luz que lo simboliza.

Es muy común en las iglesias de la cristiandad la planta de cruz latina que simboliza tanto el cuerpo humano como la cruz del sacrificio, siendo también la representación geométrica del desarrollo del cubo, todo un símbolo de la cristalización de la materia. La  zona donde se cruzan el brazo mayor y el menor suele cubrirse con una bóveda o cúpula, simbolizando la gran bóveda celeste que proyecta una luz mágica sobre el altar; bóveda que también puede situarse en la cabecera de la iglesia. El altar es el punto más sagrado del templo y se alza solemnemente bajo la cúpula de la que proviene la energía lumínica. Por tanto, la planta del templo es símbolo material, la bóveda símbolo celeste y el altar es el centro del templo, lugar sagrado del sacrificio que representa al mismo Cristo, sobre el que se encuentra el sagrario que contiene el cáliz con las hostias que han de ser consagradas. La media circunferencia del cáliz se complementa con la cúpula creando la esfera perfecta. La combinación de la base material con la cúpula celeste produce el templo perfecto y verdadero, mediador entre el cielo y la tierra.

También hay que recordar que la misa más importante era la de las 12, momento en el que el Sol está en su cenit y la cúpula puede recoger directamente toda su luz y radiación.

Sobre la cruz en que Cristo fue muerto aparece un cartel que dice INRI: “Igni Natura Renovatur Integra”, que significa: “Fuego que renueva la naturaleza en toda su pureza”. A este último signo misterioso y ambivalente de Piscis, signo de sacrificio, mística, generosidad y salvación o perdición, dependiendo de la experiencia colectiva o individual de la vida, le sigue, de nuevo, en un eterno y renovado ciclo vital, el primer signo del Zodíaco: Aries “El fuego que renueva la naturaleza en toda su pureza”.

Predicciones

A las personas nacidas bajo la signatura de Piscis o que tengan el ascendente Piscis, dependiendo de los grados a que tengan el Sol o el Ascendente, les prevengo del acercamiento del planeta Neptuno a cualquiera de esos dos puntos, algo que puede haber ocurrido entre los años 2011 y 2017 si el Sol o el Ascendente se encuentran entre 0º y 14º grados, o que puede ocurrirles, ahora o más adelante, si cualquiera de estos dos puntos se encuentran en grados superiores. Cuando esta energía se acerca al Ascendente o al Sol existe el peligro de una enfermedad grave, probablemente de tipo vírico, que puede funcionar como un ataque a todo el organismo, por lo que recomiendo que si notan alguna molestia o aparición de síntomas extraños acudan al médico para revisar su estado y poder prevenir, en la medida de lo posible, la enfermedad que pueda declararse. Es conveniente también que revisen el estado de su visión así como el funcionamiento cardíaco ya que es posible la aparición de cataratas o de alguna anomalía en el funcionamiento del corazón. Vigilar el reposo y la alimentación adecuada sin auto medicarse, también el control del tabaco si es que fuman y de bebidas alcohólicas o gaseosas, así como cualquier otro tipo de drogas. Son épocas en que el organismo está mucho más sensible ante este tipo de sustancias que pueden afectar de forma mucho más intensa y peligrosa. A veces, a pesar de acudir a revisión, los médicos no encuentran nada que justifique el estado de cansancio o cualquier otro síntoma que se presente, a pesar de lo cual aconsejo que no dejen de vigilarse y si es necesario acudir a otros especialistas. Psicológicamente suele provocar estados de inseguridad, soledad y falta de energía, como si la confianza que con anterioridad se tenía en la propia fuerza y capacidad estuviera desapareciendo, esto suele ser así porque se está ante un cambio de situación o de forma de enfocar la vida o la profesión. La vida es mutable y existen momentos de cambio, unas veces derivados de la edad, la jubilación o la decepción ante situaciones o expectativas no cumplidas que normalmente son la antesala de una nueva forma de vivir, ser y actuar. Si se es mujer este tipo de cambios suele provenir de la relación con algún hombre de su vida, ya sea el marido, padre o un hijo, que puede estar pasando por una situación laboral, psicológica o física del tipo que he descrito lo que afecta igualmente a la pareja, madre o hija. Si es necesario, puede ser aconsejable la ayuda psicológica y ocuparse en temas que supongan ayudar a otras personas que están pasando, también, por momentos difíciles. Todo menos caer en el victimismo personal o el aislamiento, teniendo claro que sacar algún beneficio a esta situación siempre va a suponer algún tipo de pérdida o sacrificio. La empatía y la creatividad suele estar exacerbada durante esta época, conviene no ser demasiado crédulas en temas que nos propongan y que puedan arrastrar a conductas que impliquen la influencia de personas que pretendan abusar de vuestra confianza, así que recomiendo no perder el contacto con la realidad y ser lo suficientemente objetivas, racionales y prácticas, aunque lo que sí puede aprovecharse es la propia creatividad tanto profesionalmente como a través de hobbies que puedan aparecer. Por todo esto, es buen momento para todo tipo de artistas que pueden atravesar momentos de gran inspiración. También para profesionales de la medicina o la psicología ya que su intuición y sus ganas de ayudar a otras personas puede atravesar un buen momento profesional.

Desde la aparición de la crisis, en 2008, las personas piscianas han visto cómo han cambiado sus proyectos o expectativas de futuro, descubriendo que o eran inviables, o no disponían de la ayuda necesaria para ponerlos en práctica, o simplemente ha ido cambiando lo que consideraban importante a la vista de la nueva dirección que ha ido tomando la vida y la circunstancias sociales. Sea cual fuere la situación y si estáis determinadas a iniciar algo nuevo, tened en cuenta que se requiere energía, algo de lo que quizás estéis escasas, entusiasmo y un planteamiento realista acorde a vuestras capacidades, nunca despreciéis los límites de vuestra propia fuerza vital. Lo contrario os pondría en una grave situación. La situación financiera puede cambiar de forma rápida e imprevisible, también la relación personal que se establece con el dinero y los asuntos materiales. Y suele ocurrir a la inversa de como venía sucediendo, las personas con una situación económica desahogada pueden encontrarse en una situación de pérdida de ingresos y status social, y por el contrario, las que se encontraban en mala situación, pueden verse favorecidas por una aumento en sus ingresos y su status. Lo que se dará con seguridad es un cambio en la situación financiera, aunque no suele prometer estabilidad, los ingresos no suelen provenir de fuentes fijas o estables, o bien se ha decidido no depender de otras personas para ganarse la vida y se opta por actividades independientes. Son situaciones que pueden comenzar con desasosiego por el miedo al cambio, en ocasiones buscadas y otras impuestas, lo importante es la iniciación de algo nuevo en aquello que pueda significar otra forma de enfocar y ganarse la vida, lo que puede suponer mayor autoestima y seguridad en el propio valor.

Además hay conflicto con las amistades, algunas han desaparecido por múltiples circunstancias, un cambio de lugar, la muerte, la decepción o el engaño, o simplemente han llegado a su fin porque se ha descubierto que la amistad es algo mucho más auténtico, o porque se ha evolucionado en una dirección distinta en la vida. En cualquier caso, es fácil que se hagan nuevas amistades que sean capaces de ofrecer visiones de la vida diferentes, nuevas y transformadoras, que enriquezcan la forma en que se valoran las relaciones de amistad que a partir de ahora se tengan y que pueden ser mucho más reales, profundas y significativas.

Como siempre hago, os recuerdo que son previsiones generales que para profundizar requieren de un estudio mucho más personal solo posible desde la profesionalidad de una persona astróloga. Con este artículo cierro los capítulos dedicados a la simbología y predicciones de los signos zodiacales. Espero que los próximos os interesen y os deseo suerte en vuestras expectativas.

 

FotoMariaGarridoREFERENCIA CURRICULAR

María Garrido Bens es astróloga, con una experiencia profesional de 35 años como docente y consultora en el campo de la Astrología tanto personal como mundial. Experta en Lenguaje Simbólico y Mitología aplicada a la Psicología. Profesora de Evolución Mental, Sanación y Meditación. En la actualidad ocupa el cargo de Tesorera de la Asociación con la A.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies