Revista con la A

26 de mayo de 2017
Número coordinado por:
Hortensia Hernández
51

Alzamos la voz con las mujeres de Chibuleo

Colombia ante el Proceso de paz y reconciliación. Entrevista a Alejandra Restrepo

Alejandra Restrepo

Alejandra Restrepo

En Colombia, se vive un clima de energía política por la actual coyuntura del proceso de paz. Todavía muchas preguntas quedan pendientes para analizar el primer cambio progresista de un país que siempre viró hacia la derecha. Para empezar una lectura crítica de este proceso, Emanuela Borzacchiello entrevistó, para con la A, a Alejandra Restrepo, docente de la Universidad de Antioquia, quien lanza algunos elementos clave para reflexionar sobre las contradicciones que conlleva la reconstrucción de comunidades después de 50 años de guerra y múltiples fallidos esfuerzos de paz.

¿Hoy en día como se coloca políticamente Colombia respecto de la derechización que estamos viviendo en America Latina?

Colombia es un país de contrastes. Todos sus gobiernos han sido de derecha, sin excepción. Esos gobiernos han convertido a Colombia en una nación que respeta y hace respetar los intereses económicos internacionales en la región y en uno de los modelos de contención de las fuerzas progresistas latinoamericanas. A la vez, el país ha tenido una resistencia armada de varias décadas y una sociedad civil organizada muy diversa en su composición y en sus formas de actuación, que se mantiene con mucho esfuerzo, a pesar de la represión, el control y el cierre de espacios democráticos progresistas. En la actual coyuntura de un proceso de paz ha habido una modificación de las condiciones políticas, con apertura a un cambio progresista, pero que no será estructural, no impedirá la avanzada del conservadurismo, ni pondrá en juego el lugar de la derecha en el país y por supuesto tampoco la correlación de fuerzas en la región. La derecha quedará intacta, tal vez un sector más fortalecido, y la izquierda tendrá mayores espacios de participación, pero en los marcos de la misma estructura económica capitalista explotadora y extractivista que sigue empobreciendo a la mayor parte de la población. El proceso de paz en Colombia brinda esperanza para un cambio en las condiciones de vida, que es necesario después de una historia de confrontación con unos niveles de violencia inimaginables. Sin embargo, lleva también un mensaje de pacificación para todas las naciones latinoamericanas.

A partir de su análisis, ¿cuáles son los elementos clave del proceso de reconciliación y paz que logran volver a tejer el tejido afectivo de las comunidades deshecho por el conflicto?

Antes que nada hay la resistencia civil. Un sector importante de la población ha mantenido distintas formas de organización social y comunitaria que han permanecido a pesar de las difíciles condiciones y a todos los intentos por devastarla. Los vínculos sociales tendrán que seguir restableciéndose, porque efectivamente fueron también objetivo militar de todos los actores. Esta población organizada sigue soñando un país no solo sin conflicto armado, también con justicia social y en paz y no está dispuesta a que el “proceso de paz” sea sólo un pacto entre las élites y la guerrilla.

Desde los movimientos sociales, en particular, desde los movimientos de mujeres ¿cuál es el posicionamiento político respecto del referéndum organizado por el gobierno para avalar los posibles acuerdos de paz con las FARC?

Se apoya el SÍ para refrendar el acuerdo de paz. Hay algunos cuestionamientos porque el proceso no es perfecto, ni tendrá los alcances que requiere un país tan inequitativo y excluyente como éste. Pero se reconoce que es un gran paso para, por lo menos, acercarnos a una cultura de paz; el acuerdo no resuelve todo, pero puede dar nuevas posibilidades desconocidas hasta ahora para todas las generaciones de colombianas y colombianos que hasta ahora solo conocemos la vida en medio de la guerra.

Las mujeres organizadas del país no sólo apoyamos el proceso de paz, también exigimos que se incorporen nuestras propuestas para la reconstrucción del país y exigimos que se reconozcan los efectos diferenciales e invisibilizados que ese conflicto armado ha tenido en nuestras vidas, para que la verdad, la justicia y la reparación también sea para las mujeres de todas las culturas, condiciones sexuales, edades, clases sociales y situaciones particulares de vida.

Entrevista realizada por Emanuela Borzacchiello

 

REFERENCIA CURRICULAR

Alejandra Restrepo es académica feminista y activista. Doctora en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Docente de la Universidad de Antioquia (Colombia), socia de la ONG Vamos Mujer (Medellín) e integrante del Grupo de Investigación Género, Subjetividad y Sociedad del Instituto de Estudios Regionales (INER) de la UdeA.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies