Revista con la A

26 de mayo de 2017
Número coordinado por:
Hortensia Hernández
51

Alzamos la voz con las mujeres de Chibuleo

Bombal

María Luisa Bombal (Viña del Mar 1910 – Santiago de Chile 1980) es una de las mejores escritoras chilenas y es el tema de la película Bombal (2012) dirigida por Marcelo Ferrari y protagonizada por Blanca Lewin.

El guión de Paula del Fierro y Ana María del Río prioriza los años más tormentosos de la autora para presentarlos al público. La propuesta cinematográfica invita a relacionar la vida de la autora con su escritura y cómo sus pasiones y amores fueron su principal fuente de inspiración y fuente, también, de múltiples escándalos por rebelarse a las normas sociales.

María Luisa Bombal, casada con el pintor Jorge Larco en un matrimonio arreglado que les permitía a ambos las libertades deseadas, se enamora de Eulogio Sánchez Errázuriz. Aunque comparten momentos de mucha intimidad que permiten a María Luisa una intensa vivencia de su sexualidad, la cual no ejercía en su matrimonio porque su marido era homosexual, Eulogio decide cortar esa relación para finalmente casarse con otra mujer.

María Luisa, que fue formada en la Sorbona e íntima amiga de los escritores latinoamericanos más importantes de la época, como Jorge Luis Borges y Pablo Neruda, crea un universo ficcional que toma como punto de vista la vivencia de la mujer apasionada, creando un mundo íntimo y un estilo narrativo rico en experiencias y en palabras seductoras, fluidas y sonoras como una caricia. Siendo ya una escritora reconocida y ofreciéndole su amor y su talento a Eulogio, se siente ofendida al ser abandonada y rechazada por él, que tal vez como aviador no valoraba su escritura y prefería una mujer que, a los ojos de Bombal, no tenía ninguna virtud por ser una mujer común y corriente. Como cualquier mujer inteligente, Bombal sabe que está siendo rechazada por eso que ella es, por su inteligencia y su personalidad fuerte. Así se encuentra en un conflicto en el que lo que ama rechaza lo que ella es y le provoca desamor y sufrimiento. De este modo, se entienden los intentos de suicidio de la autora y posteriormente el deseo asesino hacia Eulogio, una vez que ha agotado todas las formas de recuperarlo.

María Luisa vuelca todas su frustraciones y fantasías en su obra narrativa, con dos obras maestras como La última niebla (1934) y La amortajada (1938). Ambas escritas desde el punto de vista de una mujer, lo cual representaba una innovación para la literatura latinoamericana. La última niebla es la historia de una mujer que vive en un matrimonio arreglado y que sufre por sentirse vacía, sumida en una vida insulsa, sin emociones ni desafíos, acrecentada por estar en una provincia pequeña que no ofrece nada a un personaje anhelante de saberes, hasta que encuentra una forma de escape en el encuentro de un amante. La amortajada es la historia de una mujer que recién fallecida empieza a narrar lo que ve a su alrededor y a contar las historias de las personas que están presentes en su velorio. Por la fecha de publicación se piensa que La amortajada pudo haber sido una de las influencias que llevaran a Juan Rulfo (1917-1986) a escribir Pedro Páramo (1955), la cual es considerada una de las obras maestras de la literatura universal.

La película Bombal nos presenta a una mujer obsesiva y apasionada, anhelante de experiencias que, como un terremoto, sacudan una vida de orden y normas que la hacían sentir prisionera en su propio cuerpo, en su propia ciudad, en su propio destino. Sin embargo, en su vida, ella superó esa etapa al viajar a Estados Unidos y allí desarrollar una carrera y casarse finalmente con alguien que podía amar, producto de lo cual tuvo una hija. Ese momento de superación de la feminidad tradicional no ha sido elegido por el director y las guionistas para narrarse, dejándonos sólo la idea de Bombal como una de tantas mujeres que, al borde de la locura, amaron y no soportaron el abandono.

Así, sin querer o queriendo, Ferrari, Fierro y Del Río refuerzan los estereotipos de la mujer y la perfilan como un peligro a la libertad de los hombres. Sin embargo, hay que destacar el logro de llevar al lenguaje cinematográfico parte de esa intimidad y pasión en escenas de gran contenido erótico y de una intimidad que recrean la abundante riqueza interior de la escritora. Bombal además nos plantea la interrogante y la injusticia que implica el hecho de que los hombres sigan gozando de mujeres fuertes, para luego, a causa del amor inspirado en ellas, transformarlas en mujeres débiles, sufrientes, derrotadas o muertas. Lamentablemente tenemos varias historias de autoras que murieron por mano propia a consecuencia de una decepción similar, pero que en realidad enmascaraba las tantas otras formas de marginación y abandono en que la sociedad las sumió, espíritus creativos y rebeldes que un día dejaron de luchar, como Alfonsina Storni y Violeta Parra.

Es claro que hacer una película y contar una historia es una decisión política. Especialmente en los tiempos que corren en que los avances en los derechos de la mujer están en franco retroceso y en que las mujeres, a consecuencia de sus nuevos papeles en la sociedad, están sufriendo una amplia violencia producto de un sistema que prefiere confinarlas nuevamente al ámbito de lo privado y reducirlas al silencio y a la anonimia. Así, mujeres fuertes y mujeres que dicen lo que piensan, que salen adelante y que superan las trabas de los confinamientos sociales, son las mujeres que necesitamos conocer, leer, divulgar. María Luisa Bombal es sin duda una de ellas, no sólo por su talento como escritora y por los magníficos universos literarios que ha creado, en los que da voz y les otorga un espacio autónomo a todas esas dificultades y conflictos que las mujeres padecen por verse limitadas en la sociedad y en su forma de amar; pero sobre todo por haber logrado salir de ese círculo tanático que le impedía vivir como la mujer inteligente y plena que ella era. En ese sentido, lamento que el cine siga ofreciéndonos y reforzando imágenes de las mujeres dependientes y enamoradas, en vez de las luchas y las grandes victorias que en ese terreno se han conquistado ya. Pero al menos espero que esta película sea una invitación a leer la obra de María Luisa Bombal, una voz imprescindible de nuestra literatura.

 

Bethsabé Huamán

REFERENCIA CURRICULAR

Bethsabé Huamán Andía es Crítica de cine y crítica literaria. Escritora y Feminista. Licenciada en literatura, magister en estudios de género y estudiante del programa de doctorado en español y portugués en la Universidad de Tulane, Nueva Orleans.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies