Revista con la A

25 de julio de 2017
Número coordinado por:
Bethsabé Huamán
52

Presidentas: Las mujeres en el poder

Biosphere

La estación del año más ansiada del año: el verano.

La relajación de nuestros biorritmos, la mayor disposición de tiempo para disfrutar, las ansiadas vacaciones.

Y comienza la actividad desenfrenada: encontrar la mejor oferta de vuelos; conseguir plaza ese sitio especial que te han recomendado en el trabajo pero que está muy solicitado y es muy difícil de lograr; buscar las opiniones de otras personas en las redes sociales; ver si nuestro presupuesto da para el destino nacional de moda o para un viaje paradisiaco con el que asombraremos a nuestro entorno familiar y social a nuestra vuelta…

Cómo país somos, en la actualidad, una de las primeras potencias mundiales en turismo. Ofrecemos sol, playa, gastronomía, cultura y a precios muy asequibles.

Pero dicha actividad es una de las que más impacto medioambiental genera sobre nuestros ecosistemas naturales y culturales.

Este modelo de vacaciones y turismo no nos lo podemos permitir, no contamos con recursos hídricos, ni espacios de costa que domeñar, ni podemos consentir como sociedad el empleo precario para mantenernos en cabeza del turismo mundial.

Es necesario que cambiemos nuestros patrones vacacionales como turistas y como país destinatario de turismo masivo.

Este 2017 ha sido elegido como el Año Internacional de Turismo Sostenible.

Conscientes de que otro turismo es posible, existe un movimiento mundial institucional a favor del turismo sostenible que lleva, desde 1995, intentando que dicha actividad deje de ser la que causa el mayor impacto en nuestros ecosistemas naturales y culturales.

Organizaciones que expusieron, en 1995, en la Carta Mundial del Turismo Sostenible, las bases para consolidar un desarrollo en armonía con el medio ambiente y el bienestar humano, reduciendo la huella ecológica, el impacto sobre las culturas locales y poniendo el foco de las actividades económicas generadas en el empleo de la población local. El encuentro se produjo en Lanzarote, en el marco del Congreso Mundial de Turismo Sostenible.

El Instituto de Turismo Responsable (ITR), entidad auspiciada por la UNESCO, miembro de la Organización Mundial de Turismo y miembro fundador del Consejo Global de Turismo Sostenible, es el encargado de proporcionar dichas certificaciones.

Biosfere, es la etiqueta que identifica a dichos proyectos.

Los criterios que se siguen para otorgar esta prestigiosa denominación pasa por presentar proyectos del sector turístico que contribuyan a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, recogidos por Naciones Unidas, para conseguir un desarrollo sostenible de las personas y del planeta.

En España ya tenemos una variada oferta de destinos sostenibles, algunas a la vanguardia como la ciudad de Gijón que, en 2013, fue certificada por el IRT según el estándar “Biosphere World Urban Destination”, otorgado por el Instituto de Turismo Responsable (ITR) y avalado por la UNESCO, y ratificada en 2015 y 2017.

La implantación aporta beneficios a las y los visitantes a la ciudad y a la ciudadanía. Al preservarse los valores naturales y paisajísticos se podrán disfrutar durante el periodo de verano por parte de unos y unas, y de todo el año para sus habitantes habituales.

Buscar la eficiencia en la reducción de la huella ecológica, basándonos en la sostenibilidad, es entender que el turismo no puede ser un sector económico independiente y cerrado a la realidad cultural y natural donde se desarrolla.

Si quieres contribuir y disfrutar en tus próximas vacaciones de experiencias más sostenibles ya existen múltiples portales de búsqueda que te ayudarán a la elección.

Algunas ciudades, municipios y empresas de este país están apostando por un futuro más sostenible a través del turismo.

Como usuarias es necesario que nos concienciemos para que nuestras actividades de ocio vacacional también lo sean.

Es el único camino.

REFERENCIA CURRICULAR

Araceli Benito de la Torre es Socióloga e Informática de profesión. Le apasiona la naturaleza y cree en la ecología política y en la egoecología -la necesidad de gestionar de forma más natural nuestro yo interior-. Por eso, imparte cursos de  Inteligencia Emocional y Técnicas de Autoconocimiento. Disfruta aprendiendo de las y los demás y realizando cosas nuevas, por lo que considera que este espacio es una oportunidad para seguir disfrutando y creciendo.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies