Revista con la A

25 de marzo de 2017
Número coordinado por:
Rosario Segura Graiño
50

Mujeres gitanas luchando por la igualdad

ACUARIO: “Libertad, Igualdad, Hermandad”. Revolución

 

Antes de entrar en la descripción de la mitología tradicional acuariana, que dejo para un capítulo posterior, y puesto que esta energía representa un cambio brusco e inesperado a toda forma y paradigma anterior, quiero explicar la situación en que nos encontramos actualmente derivada de las grandes revoluciones surgidas en el siglo XVIII ya que dieron lugar a la próxima que llamaremos la gran Revolución tecnológica. Por excelencia signo de Acuario.

Este signo, y algunos otros como Escorpio y Piscis, están regidos por dos planetas, en este caso por Saturno como primer regente y Urano como segundo, algo que suele confundir a las y los estudiantes de Astrología sobre todo a la hora de la interpretación, ya que Saturno es el planeta de Capricornio, y Urano por su naturaleza se ciñe a las características del signo de Acuario. Los planetas comparten naturaleza con el signo del que son regentes y, en este sentido, tanto Urano como Acuario representan los cambios que producen las revoluciones, los nuevos inventos y las nuevas generaciones, actuando de forma rápida, inesperada y sorprendente, mientras que Saturno, al igual que Capricornio, representan las limitaciones impuestas por una energía que pretende mantenerse lentamente dentro de la estructura piramidal que construye, tratando de evitar los cambios que pueden desestabilizarla, por lo que su primera reacción ante los cambios, que percibe como desestabilizadores, es el miedo, una de las “cualidades” de Capricornio y Saturno. El día en que ese miedo sea superado la libertad será real y Saturno desaparecerá como primer regente del signo de Acuario.

Tenemos tanta libertad (Acuario y Urano) como nuestro miedo nos permite (Capricornio y Saturno)

Cuestionando las otras dos cualidades de la simbología de Acuario: igualdad y hermandad, actualmente en peligro derivadas del miedo.

Aclarar, primero, que la Astrología es visual, por lo que hasta que Urano no fue descubierto no influyó en el desarrollo y evolución humana siendo, a partir de ese momento, cuando su influencia cambió la estructura y forma de vida de la sociedad. Urano fue descubierto por William Herschel en 1781, antes que él otros astrónomos lo habían observado pero lo catalogaron como una estrella debido a su escaso brillo y lentitud de movimiento. Herschel indicó claramente que esto se debía a que se trataba de un objeto más lejano del Sol que el propio Saturno, que hasta aquel momento representaba la frontera del Sistema Solar, de tal forma que, 173 años después de las observaciones de Galileo, Herschel había descubierto un nuevo planeta situado respecto al Sol al doble de distancia que Saturno. Esto hizo que se revisara la concepción que se había tenido hasta entonces del sistema solar, que apareció como algo mucho más grande, al tiempo que abría la posibilidad de descubrimientos más amplios y lejanos. El sistema solar se vio ampliado súbitamente y las fronteras de Saturno superadas. Una promesa de Acuario y Urano.

Al tiempo comenzaron las grandes revoluciones que cambiaron el mundo. La Revolución Industrial se desarrolló en una primera etapa entre los años 1760 y 1870, un periodo marcado por continuos inventos: Urano es y representa la electricidad y Volta inventó la pila eléctrica; Stephenson la primera locomotora de vapor en 1814; Morse el telégrafo y se inauguró el primer sistema de metro en Londres así como el primer ferrocarril transcontinental. La luz eléctrica, el gas y el transporte público fueron tres elementos básicos para el desarrollo de la sociedad actual, sociedad que en aquella época se distinguía por el poder absoluto de la monarquía (Saturno), la desigualdad social, política y económica derivada del poder piramidal, así como la ausencia de derechos y libertades de la ciudadanía que convulsionada por las nuevas ideas, generaciones e inventos, fueron la causa de la Revolución Francesa, en 1789, dando origen a la aparición de gobiernos democráticos con la caída de la monarquía absolutista, difundiendo por el mundo ideas de libertad, igualdad y hermandad, principios e ideales transmitidos por la energía de Acuario y Urano, que permitieron el desarrollo de los derechos y libertades para todas las personas.

En la actualidad, tres siglos después de la aparición de estas grandes revoluciones, la energía de Capricornio aún trata de mantenerse luchando por su estabilidad en uno de los momentos en que el peligro de pérdida de todo el sistema de poder piramidal que construyó se está haciendo más patente. Nos encontramos ante la nueva revolución que será tecnológica, propia también de la energía de Acuario, lo que supone que tendremos que cambiar todos los paradigmas que dieron lugar a lo que hemos llamado “estado de bienestar”, una situación cómoda, exenta de igualdad real, que ha permitido el mantenimiento de una sociedad controlada por el poder político y económico, adormecida entre una febril actividad industrial y las comodidades y ventajas que los avances tecnológicos parecían ofrecer social y laboralmente, como son mayor confort, ocio y libertad.

La nueva era de Acuario que durará 2.000 años, se instalará definitivamente con el comienzo de esta nueva revolución. Las energías zodiacales, desde Aries a Piscis, muestran la experiencia y evolución de la vida en todas sus manifestaciones, también social y personalmente, pero al tiempo dejan patente las dificultades cada vez mayores que hay que superar. Los 2.000 años aproximados de duración de cada era es el tiempo de que dispone la humanidad para incorporar la experiencia de cada signo a nivel global, y si no lo logra, el siguiente y último signo del que os hablaré más adelante, supondrá, en su nivel más negativo, la desaparición de la experiencia de los 2.000 años que hemos vivido hasta la actualidad, y volveremos como humanidad a comenzar desde la primera energía de Aries, que representa la invasión de pueblos mucho más primitivos y guerreros que establecerán sobre las cenizas de nuestra civilización una nueva era y experiencia evolutiva.

Hoy por hoy, los ideales de hermandad, libertad e igualdad están siendo inútilmente cuestionados como consecuencia de los cómodos logros obtenidos por la tecnología desarrollada a partir de la Revolución industrial, así como el desarrollo de los dos grandes sistemas políticos que hasta ahora han tratado de convivir difícilmente, como son el capitalismo conservador (claramente capricorniano) y el socialismo progresista (mucho más cercano a la energía de Acuario y Piscis). Hoy podemos asegurar que el excesivo triunfo en clave económica del primero se encamina a su destrucción, mientras que el segundo aún no ha llegado a desarrollarse realmente debido a sus fracasados intentos de instalarse como una posible solución a las desigualdades provocadas por la ambición de un capitalismo insaciable. Los países en vez de abrirse ante el sentimiento de pertenencia a un mundo cada vez más hermanado, donde la ciudadanía se considere cada vez más solidaria, debido al miedo, se están retrayendo y fortificando, defendiendo derechos y diferencias entre unos seres humanos y otros, construyendo fronteras y nacionalismos en un intento inútil de protegerse para no cambiar. Sin embargo el miedo no es una barrera infranqueable, los ideales de igualdad, hermandad y libertad fueron sembrados en la mente humana y, hoy más que nunca, luchan para restañar la brecha existente entre una humanidad que sufre y otra que goza de todas las prebendas posibles.

Las revoluciones y sus logros nunca han sido fáciles y han afectado, de forma convulsa, a las sociedades humanas que han necesitado de bastante tiempo hasta que sus frutos han permitido una mayor justicia, estabilidad, evolución y consciencia. Se avecina un tiempo largo en el que tendremos que cambiar toda la estructura social así como nuestras costumbres, tiempo en el que será necesario prestar atención a los cambios climáticos y al cuidado del hogar que llamamos Tierra; se verán afectadas nuestra alimentación, forma de trabajar, relaciones, convivencia y cualquier otro aspecto de nuestra vida, incluidas las formas de gobierno. Y descubriremos otros mundos, en este y en el espacio porque la hermandad se extenderá más allá de toda frontera posible. Las pretensiones de la energía de Acuario no se pueden detener por más que lo pretendamos… Esta energía es de Aire, por tanto mental, de hecho los signos de Aire son los únicos representados por seres humanos, salvo Libra que se representa como un objeto, lo que supone el desarrollo mental frente a los signos representados por animales de características mucho más instintivas, sin que esto suponga ningún tipo de discriminación negativa, simplemente quiero hacer notar que se avecina una era cuyos logros son mucho más mentales que materiales, y donde los cambios pretenden anular fronteras y diferencias entre las personas para construir un mundo más solidario.

Esta energía incita a la relación de todo con todo, ha permitido que descubramos más allá de las fronteras de nuestro pequeño mundo una realidad celeste y espacial mucho más amplia, ha permitido que las comunicaciones sean cada vez más rápidas y extensas rompiendo fronteras y limitaciones. Es absurdo pensar que el miedo pueda triunfar desde la construcción de muros y desigualdades. El arco iris, símbolo de Acuario, nos muestra la multiplicidad del color como símbolo de la diferencia entre los seres humanos, pero en verdad todo es luz blanca.

En eso estamos, sin olvidar que conseguiremos tanta libertad como nos permita nuestro miedo.

Debido a la influencia de esta energía imprevisible y cambiante, me he visto impulsada a modificar la estructura de los capítulos tal y como hasta ahora venía haciendo. De forma que en el próximo volveré para contaros la Mitología y predicciones que hubieran correspondido a este.

 

FotoMariaGarridoREFERENCIA CURRICULAR

María Garrido Bens es astróloga, con una experiencia profesional de 35 años como docente y consultora en el campo de la Astrología tanto personal como mundial. Experta en Lenguaje Simbólico y Mitología aplicada a la Psicología. Profesora de Evolución Mental, Sanación y Meditación. En la actualidad ocupa el cargo de Tesorera de la Asociación con la A.

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR