Revista con la A

25 de marzo de 2017
Número coordinado por:
Rosario Segura Graiño
50

Mujeres gitanas luchando por la igualdad

Acordes de vino y vida

vinosMe encanta asociar melodías a momentos y… ¿por qué no? también con el vino.

Desde que Cristo convirtió el agua en vino en la boda de Canaan hasta el día de hoy, esta gran bebida, hija de la vid, sigue teniendo la misma jerarquía. No hay un acto trascendente en la historia de la humanidad donde no se haya hecho partícipe la presencia de un buen vino.

El vino está presente en todo lo importante que organizamos, fiestas, celebraciones especiales, reuniones familiares, encuentros con amigos y amigas… y, por supuesto, en el amor y en la amistad. Y también, en todos estos momentos, está la música.

Me voy a atrever a sugerir un nuevo concepto de maridaje, el maridaje sonoro

El vino y la música han estado estrechamente ligados en la historia de la humanidad. No pretendo establecer una relación antropológica entre ambos, ni analizar la repercusión que ha tenido en letras de canciones, y mucho menos entrar en la vida y obra de tantas y tantos cantantes y músicos que acabaron sus días con cirrosis hepática. Pero sí vamos a intentar sumergirnos en el apasionante mundo del maridaje perfecto entre ambos.

Os propongo cuatro canciones que hablan, al menos en algún momento, de vino. Ahora toca descorchar una buena botella vino, ponerse cómoda y escuchar.

LOS RODRÍGUEZ nos invitan a un brindis como celebración de las cosas más hermosas de la vida, y también de los numerosos misterios y obstáculos que la vida nos pone en el camino:

“Brindo por el recuerdo y también por el olvido
brindo porque esta noche un amigo paga el vino…(BIS)
Brindo por la emoción pero también brindo por frialdad
que la salud no falte a toda la humanidad…(BIS)
No es un momento triste ya que brindo con amigos
brindo por el futuro con la noche de testigo…(BIS)
Brindo por seguir queriéndote toda la vida
Desde un rincón del mundo…brindo contigo…¡SALUD!”

EL ÚLTIMO DE LA FILA, nos regala un verso precioso sobre el amor:

“Vino dulce como nuestro amor,
cura las penas de mi corazón,
vino profano como tú y yo
ahoga mi conciencia con tu bendición
Trae dos vasos, siéntate:
la vida no es un problema, sólo una realidad.”

SERRAT, no podía ser menos…

“Tus cartas son un vino
Que me trastorna y son
El único alimento para mi corazón”.

CONCHA PIQUER nos cuenta del exilio y la añoranza. Esta canción siempre me ha llamado la atención. Me parece entrañable, divertida y muy triste a la vez:

“Fue en Nueva York 
una noche buena, que yo preparé una cena 
para invitar a mis paisanos, 
y en la reunión, toda de españoles, 
entre vivas y entre oles, 
por España se brindó. 

Pues aunque allí no beben por la ley seca, 
y sólo al que está enfermo despachan vino, 
yo pagué a precio de oro una receta 
y compré en la farmacia vino español. 
Vino español, vino español”

Disfruten, pues, de esa copa de vino, oyendo buena música y en la mejor de las compañías.

¡Ahora les toca a ustedes encontrar canciones y buenos vinos!

 

REFERENCIA CURRICULAR

PazSanchezPaz Sánchez Gil es una mujer emprendedora, amante de la buena mesa y de los buenos caldos y a ellos se dedica profesionalmente desde dondeSánchez, una pequeña tienda ubicada en el Mercado de Antón Martín del castizo barrio de Lavapiés, en Madrid, donde vende todas las cosas ricas que le gustan: vinos, aceites, patés, chacinas, quesos… todo artesano y saludable.

 

 

This page as PDF :: VERSIÓN EN PDF
Share

Asociación Con la A

Cartas a la Directora

Envíanos tus opiniones, comentarios, propuestas, quejas y sugerencias ...

COMENTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR